domingo. 26.05.2024

Pablo Diestro cierra esta legislatura con el objetivo de que Reocín siga evolucionando y desarrollándose con nuevos y ambiciosos proyectos después de eliminar la deuda municipal. 

-¿Cuáles han sido las prioridades a la hora de gobernar Reocín?

Los primeros años fueron muy duros con la etapa del Covid. Ahí sí que los programas electorales y las prioridades habituales pasaron a un segundo plano y se convirtió en prioridad cuidar a nuestros vecinos y atender todas sus necesidades. Hablamos también de todas las ayudas que dimos al comercio porque lo pasaron muy mal los meses que estuvimos cerrados, pero eso tampoco impidió que poco a poco siguiéramos trabajando en nuestro programa electoral. 

Estamos muy contentos porque ha habido un cumplimiento altísimo de las propuestas que hicimos. Es cierto que algunas se han retrasado y que nos hubiese gustado haberlas podido finalizar esta legislatura, pero sí que todas las importantes las tenemos arrancadas. Podemos hablar de nuestro proyecto estrella que fue la guardería municipal y que actualmente ya están las obras en ejecución desde hace dos meses y esperamos que para el mes de octubre o noviembre ya estén finalizadas y podamos comenzar a prestar este servicio. 

Hemos reparado caminos, rehabilitado edificios y hemos prestado mucha atención a la obtención de subvenciones de otras administraciones porque al final si tenemos que sacar algo bueno de la situación que hemos vivido tan complicada entre el Covid y la guerra de Ucrania ha sido que a los ayuntamientos nos han permitido utilizar nuestros remanentes, nuestros ahorros, y eso nos ha dejado abordar inversiones que en otra ocasión hubiesen sido imposibles. 

Hemos liquidado toda la deuda del municipio, que es el lastre que llevaba este Ayuntamiento

Además, hemos liquidado toda la deuda del municipio, que al final es el lastre que llevaba este Ayuntamiento de Reocín desde hace un montón de años. Cuando llegamos teníamos una deuda cercana a los 5 millones y medio de euros y a día de hoy ya no debemos nada, algo que nos permitirá afrontar nuevos retos y grandes propuestas que queremos materializar la próxima legislatura.

-Y ahora, ¿cuáles son los principales retos de cara al futuro?

En nuestro programa electoral afrontamos inversiones ya de más calado. El proyecto estrella es una piscina municipal cubierta climatizada con gimnasio y cafetería, algo de unas dimensiones reducidas, en cuanto a esto nuestro referente ha sido el servicio que se está prestando desde Cabezón de la Sal, donde acuden cantidad de vecinos de Reocín. Nunca hemos podido ofrecer esto pero creo que la situación que tiene ahora mismo el Ayuntamiento es muy buena y somos capaces de poder afrontar inversiones de este tipo. 

Además, también tenemos grandes propuestas para mejorar el comercio local. Acabamos de solicitar una subvención de 800.000 euros de fondos europeos que esperamos sea concedida y con la que queremos ofrecer varios servicios a nuestros vecinos como el Smart Lock, con el que puedes atender fuera de las horas habituales con una especie de taquillas que se abren a través de un código. 

Una prioridad para nosotros son las familias, poder conciliar la vida laboral, que los jóvenes puedan desarrollar su vida en nuestro municipio. En esta legislatura el proyecto estrella era la guardería pero también hemos estado ofreciendo una ludoteca todos los veranos a precios muy razonables porque veníamos de que la ludoteca podía costar alrededor de 75 euros las tres semanas, un precio que era elevado para muchas familias, y nosotros hemos pasado a cobrar 15 euros, que eran para cubrir los gastos para material y este tipo de cosas. Este año ya hemos conseguido otra subvención del Plan Corresponsables del Gobierno de Cantabria, por lo que la ludoteca será gratuita este año para todos nuestros vecinos. 

Otro tema muy importante y que va a servir para que los jóvenes vengan y se queden, es el desarrollo del Plan General, porque nosotros tenemos las normas subsidiarias ya muy antiguas y es verdad que se están construyendo pequeñas viviendas unifamiliares, algunas urbanizaciones, pero es necesario ya ese Plan General actual. Queremos que a lo largo de la próxima legislatura se desarrolle. 

La idea de municipio que tenemos nosotros es que los pueblos sigan siendo pueblos, que no se masifique y que donde tenemos que crear y que se construyan edificios de más altura y albergar a más población concentrada es por supuesto Puente San Miguel y todos aquellos lugares donde tenemos unas buenas comunicaciones. 

Creemos que en el boom de la construcción hay pueblos que se echaron a perder porque se hicieron macrourbanizaciones en zonas con poca accesibilidad, pequeños caminos para llegar a ellas, servicio de agua, basura y alcantarillado limitado… Nuestro modelo de crecimiento es sostenible y realista. 

-Uno de los principales riesgos que tiene Cantabria es la despoblación, uno de los retos es fijar a esa población joven, ¿es uno de los mayores desafíos de cara al futuro?

La verdad es que sí. A nivel de vida laboral, nosotros estamos muy bien también, por el tema de las comunicaciones, porque Reocín está muy bien comunicado, tenemos tren, autovías cercanas… y eso permite que la gente venga a este municipio y a zonas cercanas. 

Tenemos también el Parque Empresarial Besaya donde hay muchísimas empresas que están generando empleo, cientos de pequeñas empresas que se han venido a instalar a este polígono. Además, ya está en licitación el nuevo vial de acceso a este parque porque la carretera que se hizo en su momento era adecuada para los inicios, pero actualmente ya es necesario que tengamos un carril adicional de vehículo lentos. 

Creo que seguimos manteniendo ese espíritu de pueblo porque todavía no estamos muy masificados, podemos hacer las compras en el pueblo, conoces al tendero, al del bar y a todo el mundo. Estamos viendo cómo se están viniendo a vivir a Reocín familias de Madrid, por ejemplo, mientras teletrabajan, porque les parece atractivo venir aquí. 

La calidad de vida y las oportunidades que ofrecemos aquí son muy apetecibles para que las familias vengan a que sus hijos crezcan en nuestro pueblo. 
 

“Nuestro modelo de crecimiento es sostenible y realista”
Comentarios