miércoles 20/10/21
Entrevista

Jesús Cintora: “El debate político se ha enquistado con muchas manipulaciones y tiene grandes retos”

"En el periodismo me llama la atención en los últimos tiempos el empuje y la labor de los medios digitales. Hay informaciones como las escuchas del Ministro del Onterior, que ha desvelado Público.es que están teniendo un eco muy importante y que nos están dando luz en asuntos delicados", afirma el periodista.

Cintora 2 Interior
"La situación está para que la resuelvan los políticos, que para algo les pagamos"

Jesús Cintora es un pregonero orgulloso, un pregonero que habla de Comillas y por ejemplo de cómo el primer vuelo entre EEUU y España aterrizó en la playa de Oyambre, debido a un aterrizaje forzoso. Un pregonero que es parado continuamente por la calle para saludarle o pedirle una foto, y eso que el periodista últimamente visita a menudo Cantabria entre otras cosas por su gran amistad con Miguel Ángel Revilla. Una amistad que se cultiva día a día.

Cintora según desvela en la entrevista se encuentra preparando el segundo libro, y tiene en mente otros proyectos periodísticos, pero siempre con la mirada atenta para observar lo que pasa y lo que opina la gente, porque como él confiesa, le encanta estar a pie de calle para observar. Una entrevista que termina en una larga charla sobre una de sus pasiones el rock, y es que para celebrar el día mundial del rock acudió a un concierto de Iron Maiden, un grupo que junto con 091, Burning o The Rolling Stones están en su playlist de música favorita.

La prensa digital esta abriéndose hueco por hacer una apuesta por un periodismo más valiente y más independiente

¿Qué supone dar el pregón de las fiestas de Comillas?

Me gusta mucho estar en Comillas, ya que es una localidad en la que se encuentran gentes de un montón de lugares. Es un punto de encuentro y concordia más allá de donde venga cada uno y de creencias religiosas, ideológicas…

Comillas que me llama la atención por ser la primera localidad en tener un alumbrado público de España y que la totalidad de la población fue por levantarse contra el Duque del Infantado, o por tener edificios tan emblemáticos como el de Gaudí.

Bueno y tras el primer libro “La hora de la verdad” ¿Qué?

No quiero desvelarlo todavía, pero hay un segundo libro que estamos empezando a escribir. Por el momento queremos guardar silencio sobre el tema del que trata, y es un libro que sacaré con la editorial ESPASA –editorial de su primer libro-.  Me gusta encontrarme por la gente con la calle y hablar con ellos y conocer su opinión.

Comillas es un punto de encuentro y concordia más allá de donde venga cada uno

Bueno sobre eso trata el programa “Cintora a pie de calle” ¿Habrá una segunda temporada?

Ahora mismo está parado, se realizó la primera temporada y no está proyectado hacer la segunda. Lo que si tengo claro es que quiero seguir haciendo periodismo, nunca he dejado de hacerlo, y voy a seguir haciéndolo en la televisión, escribiendo, publicando libros… y no paro de ponerme proyectos. Son tiempos para contar cosas, porque están ocurriendo una serie de acontecimientos en el país, que veremos hacia donde van, porque estamos en un momento de encrucijada, porque no se sabe ni quién va a gobernar ni por dónde van a acabar determinados partidos. Pero es un momento de cambio y formamos parte de una generación entre los 30-40 años que estamos pidiendo que se oiga nuestra voz, esto que se llama la tan cacareada regeneración.  Que en cierta forma es verdad,  porque hay generaciones como la mía empujando, pero hay otras que vienen por detrás que van a tener que empujar mucho más, para acabar con la desigualdad y la precariedad en el empleo, por ejemplo.

Hablando de nuevo de periodismo. Es una de las profesiones peor valoradas, quizás es culpa de los periodistas porque hemos sido demasiado permisivos ¿pero está cambiando eso?

En el periodismo me llama la atención en los últimos tiempos el empuje y la labor de los medios digitales. Hay informaciones como las escuchas del ministro del interior, que ha desvelado Público.es que están teniendo un eco muy importante y que nos están dando luz en asuntos delicados.

Se ha acabado la mayoría absoluta y hay que buscar acuerdos

Todo este tema de las escuchas, y otros asuntos se están contando en medios digitales. La prensa digital esta abriéndose hueco así por el hecho de no tener una financiación tan importante como la prensa tradicional, y por hacer una apuesta por un periodismo más valiente y más independiente, si le queremos llamar así.

Aunque no debemos olvidar el despido máximo en las redacciones, las bajadas de sueldos, el recorte de libertades, el control del poder político y empresarial  algo que afecta al periodismo.

Ya hablando de política, ¿sorprendido por el resultado electoral?

El resultado electoral tiene la encrucijada de que tenemos que ver el resultado para formar gobierno, y todos tienen que ceder algo. De la situación política si me llama la atención algo en lo cual en España se ha caído mucho, y es el de estigmatizar y buscar un malo entre los miembros de la izquierda.

Hay un segundo libro que estamos empezando a escribir

Recuerdo que no hace tanto tiempo Zapatero era el que iba a vender España, el que iba a vender el país, el que iba a vender Navarra a ETA, era ese hombre malvado que vendía España a los terroristas. Y esto se dijo. Luego se consiguió la paz y no han existido grandes muestras de agradecimiento. Con Rubalcaba poco menos que se le vinculó con los atentados más graves que ha habido en este país, los atentados del 11M. Era ese hombre tenebroso que había conspirado. Y ahora ese “hombre del saco” es “el coletas”, que puede traer un modelo venezolano y bolivariano a España, que puede confiscar los pisos vacios y traer el hambre, porque aquí se han llegado a oír barbaridades como que con Podemos habrá cartillas de racionamiento.

Hay una opinión pública y otra publicada, pero yo hablo con la gente y veo que la clave ha sido el miedo, ha sido el malo de la película. A partir de ahí yo creo que la situación está para que la resuelvan los políticos, que para algo les pagamos.

Pero, la situación parece complicada de resolver…

Ellos verán… Ellos tienen que arreglarlo y nosotros tenemos que verlo y contarlo.

El debate político se ha enquistado con muchas manipulaciones y tiene grandes retos, como el mercado laboral. No solo el bajar una cuota de paro del 20%, sino que la recuperación no sea una España de dos velocidades, con una gente que se queda atrás. Otros grandes retos es el sistema judicial, un sistema que no va porque vemos como gente que está robando y que se lo ha llevado crudo y la justicia o no interviene o interviene tarde.

Pero en este aspecto, la impunidad de la corrupción es culpa de la ciudadanía, porque en las pasadas elecciones donde el PP ha tenido corrupción ha vuelto a ganar...

Yo no quiero señalar como culpables a los ciudadanos. Los ciudadanos han elegido y han tenido la libertad de votar. Ellos verán que les ha influido. Pero si que llama la atención todo esto. Todos podemos analizar por qué ocurre esto. ¿Pero qué ha ocurrido? Es algo que se debe analizar el por qué han votado a partidos con corrupción  y porque la alternativa no ha sabido contar su proyecto de manera adecuada.

La recuperación no sea una España de dos velocidades, con una gente que se queda atrás

Vamos a suponer que Mariano Rajoy vuelve a ser presidente. Pero algo tendrá que cambiar porque no tiene mayoría absoluta…

Primero, no sé quién va a gobernar. Hay una cosa que es incontestable, el PP ha tenido casi 8 millones de votos y el resto 15. Vivimos en un sistema parlamentario, en el que no vale con ganar las elecciones, hay que formar gobierno, y hay que tener esa mayoría en el parlamento.

Si no hay acuerdo y hay terceras elecciones no puedes vender que es culpa de los demás, tú también tienes una responsabilidad. Se ha acabado la mayoría absoluta y hay que buscar acuerdos.

Hay una cosa que es incontestable, el PP ha tenido casi 8 millones de votos y el resto 15

Hay una cosa muy curiosa, y es como las relaciones con los nacionalistas vascos y catalanes en algunos momentos interesa llamarles independentistas y que quieren romper España, y en otros en los que se quiere negociar con ellos y ya no son tan malos y se habla catalán en la intimidad. Igual ahora Rajoy no solo está aprendiendo inglés sino también euskera y catalán. Me parece muy importante el maniqueísmo en el que vivimos.

¿Descartas un pacto con los nacionalistas?

No lo descarto. Y aprovecho la pregunta para decir que me llama poderosamente la atención la gestión de Iñigo Urkullu en el País Vasco. El lendakari está trabajando y las preocupaciones han pasado de estar tanto del lado del terrorismo y del nacionalismo o el debate soberanista al avance de una sociedad con sus nuevas tecnologías, el avance en el mercado del trabajo y de centrarse en una comunidad en la que muchos casos es paradigmática. Hemos pasado en muy pocos años de que Euskadi saliese en la televisión marcada como el enemigo con la lacra del terrorismo a que ahora hay un lendakari que se dedica a trabajar por una comunidad y para sacar adelante los problemas de la gente.

 

Comentarios