martes. 06.12.2022

Una legislatura especialmente difícil pero con un balance positivo, así la recuerda Javier Fernández Soberón, el alcalde de Astillero, un municipio donde se han centrado en los problemas del día a día y en dar una solución a lo que afecta de manera constante.

Gobernar en minoría también nos ha dificultado enormemente el sacar adelante proyectos importantes para nuestro municipio

¿Qué balance hace de este periodo tan atípico?

El balance es muy positivo, aunque no ha sido especialmente fácil. A los pocos meses de llegar al gobierno, tuvimos que hacer frente a una pandemia que azotó gravemente a nuestro municipio. Nos vimos obligados a desempeñar nuestra gestión en medio de un escenario de incertidumbre y en el que perdimos a muchos de nuestros vecinos. Sin embargo, nunca nos escondimos, dimos un paso al frente y logramos una gran unión junto a los nuestros, movilizando a muchísimos vecinos. Eso nos permitió gestionar mucho mejor esta situación tan delicada.

Pandemia aparte, gobernar en minoría también nos ha dificultado enormemente el sacar adelante proyectos importantes para nuestro municipio. Hay que recordar que la oposición intentó realizar una moción de censura que nadie entendía y que fracasó hasta en el seno de los propios partidos de quienes la proponían.

Pese a todos los palos en las ruedas, nosotros seguimos nuestro camino, trabajar en el objetivo de mejorar la vida en nuestro pueblo, escuchando a nuestros vecinos, recopilando sus peticiones y sugerencias, estudiarlas y trabajar en soluciones para cada problema. Pero con una oposición que tiene un problema para cada solución, siempre es más difícil poder avanzar.

¿Cuáles son las actuaciones que más destacaría en esta legislatura?

Si algo hay que destacar es que hemos sido capaces de hacer de lo pequeño, grandes cosas. Es decir, nos centramos en el problema del día a día, en dar solución a lo que afecta de manera constante, logrando así, con pequeñas actuaciones, grandes cambios.

Si hay que destacar algo más “macro”, eso sería el cambio de todo el alumbrado del pueblo a tecnología LED. Hemos realizado una importante inversión para sustituir el antiguo sistema lumínico de Astillero y de Guarnizo por nuevas farolas mucho más eficientes energética y económicamente. Con ellas no solo hemos conseguido una importante reducción de los costes en la factura de la luz, si no que, además, ganamos en seguridad en nuestras calles. A más luz, espacios más seguros y mejor convivencia para nuestros vecinos.

No es el momento de grandes obras, es el momento de grandes soluciones y para ello, por encima del dinero, lo que se necesita es imaginación

Otra de las iniciativas más exitosas ha sido la reforma de La Cantábrica. Un parque olvidado y destrozado, que ahora es la envidia de toda Cantabria, con el parque al aire libre mejor dotado y más grande de Cantabria, con unos columpios fantásticos y un pump track que hace disfrutar a vecinos y visitantes. 

¿Se van a tomar medidas de carácter fiscal?

Desde nuestra entrada en el gobierno no hemos subido ningún impuesto. Siempre hemos apostado por congelarlos. Esto supone un reto de gestión mayúsculo, pero que, de momento, estamos capeando muy bien. No es el momento de grandes obras, es el momento de grandes soluciones y para ello, por encima del dinero, lo que se necesita es imaginación.

Desde el municipio, ¿qué actividades o propuestas existen para los jóvenes y los mayores?

Son numerosas las opciones que ofrecemos tanto a nuestros pequeños como a nuestros mayores. En el caso de los más pequeños, el pump track o los nuevos columpios de La Cantábrica responden a una clara apuesta por alternativas de ocio saludable para nuestros jóvenes. Es más, hace unos días hemos logrado una importante inversión para realizar otra instalación muy similar en Guarnizo.

Y en la misma línea trabajamos para nuestros mayores, para quienes hemos instalado aparatos biosaludables en distintos rincones del término municipal en los que puedan ejercitarse al aire libre e incorporar hábitos saludables a sus rutinas.

Si hablamos de actividades y eventos puntuales, también nos encontramos con un calendario repleto de propuestas, como la Semana de los Mayores, que ya hemos celebrado en hasta dos ocasiones y que volveremos a repetir, dado el interés que despierta en nuestros vecinos. Este formato lo extrapolamos a los jóvenes en la I Semana de la Juventud, mientras que para los niños más pequeños disponemos de actividades habituales en la ludoteca, la biblioteca municipal o los centros cívicos.

Astillero está de moda y necesitamos contar con un apoyo mayoritario por parte de nuestros vecinos

Y ahora, mirando hacia el futuro del municipio,  ¿cuáles son los retos y las principales prioridades que tiene el gobierno municipal?

El principal reto es y seguirá siendo escuchar a nuestros vecinos y trabajar para ellos. Así es como hemos afrontado estos cuatro años de legislatura y así esperamos poder hacerlo los próximos cuatro. Nuestro municipio está evolucionando de forma exponencial en los últimos tiempos, pero aún nos queda margen de mejora.

Somos un grupo muy joven, con muchas ganas, ilusión e ideas, y cuatro años, pandemia mediante, es un período de tiempo muy pequeño para poder aplicar el impulso que necesita nuestro pueblo. Astillero está de moda y necesitamos contar con un apoyo mayoritario por parte de nuestros vecinos para poder avanzar sin tener las trabas que nos genera la oposición y que repercuten en el día a día de nuestro pueblo.

Estamos cargados de energía y sabemos que contamos con el cariño de los vecinos, así que seguiremos haciendo lo que mejor sabemos hacer: trabajar por Astillero y por Guarnizo.

Comentarios