viernes. 01.07.2022
LUIS PRIETO

“No es posible que la formación de profesionales dependa del voluntarismo de ellos mismos”

El presidente de SEMES en Cantabria reivindica la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias en su Día Mundial.

El presidente de SEMES en Cantabria, Luis Prieto
El presidente de SEMES en Cantabria, Luis Prieto

El doctor Luis Prieto estudió Medicina en la Universidad de Cantabria, realizó su periodo de Residencia en el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid y, posteriormente, trabajó en los hospitales Gregorio Marañón y Carlos III de la capital de España. En la actualidad, es facultativo especialista de Área en el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) en Cantabria, un colectivo que lleva muchos años reivindicando una especialidad reglada, la de médico de Urgencias, porque su práctica requiere una especialización. Esta demanda vuelve a ponerse sobre la mesa el Día Mundial de la Medicina de Urgencias y Emergencias que se celebra mañana.       

El 27 de mayo se celebra el Día Mundial de la Medicina de Urgencias y Emergencias que después de más de dos años de pandemia ha dejado patente su relevancia pero en España aún no es una especialidad reglada, ¿qué tiene que decir?

Al igual que antes de la pandemia, los servicios de Urgencias y Emergencias hemos mantenido la asistencia presencial las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año. Hemos demostrado que somos una parte indispensable del Sistema Sanitario, y nosotros lo que reclamamos es una formación homogénea y reglada en toda España. No es posible que la formación de un grupo de profesionales tan amplio e importante dependa del voluntarismo de ellos mismos a la hora de formarse. La única manera de hacerlo es crear una especialidad y que los médicos se puedan formar vía MIR. El Ministerio sigue haciendo oídos sordos al tema y no ofrece ninguna solución tangible, emplazándonos a lo que pueda suceder en el futuro, cosa que ya ha hecho en reiteradas ocasiones. 

¿Ha ayudado la pandemia a poner en valor su trabajo? 

Quiero pensar que sí. Los usuarios han visto donde han recibido atención presencial en todo momento y, de hecho, por diversos factores, hemos aumentado nuestras cifras asistenciales este mismo año, tanto por patología COVID como convencional. Hemos demostrado que los Servicios de Urgencias y Emergencias no fallan, ni dan un paso atrás. Siempre estamos ahí, dispuestos a dar lo mejor y a ofrecer soluciones a los pacientes que atendemos. Como nota negativa, no puedo dejar de resaltar que por desgracia también hemos visto un aumento en el número de agresiones que sufrimos, las cuales no se deben normalizar. Todo lo contrario, hay que atajarlas y castigarlas como se merecen. 

Los médicos de Urgencias habéis reivindicado muchas veces la necesidad de que exista la especialidad, ¿en qué momento se encuentra esta demanda?

Pues este 27 de mayo volvemos a tener la necesidad de reivindicarla, puesto que el Gobierno de España no se pone manos a la obra y sigue sin aportar soluciones. Lo único que estamos revindicando es mejorar nuestra formación, lo cual es básico para que la atención a los pacientes sea óptima y homogénea. Todo va en aras de mejorar la seguridad y la asistencia de los usuarios. Seguimos sin ver que nos aporten soluciones legislativas desde el Gobierno y el Ministerio, por lo que es obligado utilizar la vía judicial para llegar a nuestro objetivo. Es bastante difícil de entender que desde 2016 exista la Especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias en el ejército español, y a la población civil no se le brinde esta ventaja. 

Valdecilla es líder en muchas especialidades y en el tratamiento de varias patologías, ¿también lo es en el abordaje de las Urgencias?

Desde hace años hemos instaurado un sistema de formación con varios cursos que se ofertan a todo el personal de Urgencias. Abordan múltiples aspectos que necesitamos en nuestra práctica diaria, desde Reanimación Cardiopulmonar Avanzada, Atención al Paciente Politraumatizado, Ecografía Clínica en Urgencias, Equipos de Alto Rendimiento, Ventilación Mecánica No Invasiva, Infecciones en Urgencias, además de otros proyectos que vamos añadiendo. Si que somos punteros en ello puesto que hemos ido ampliando la oferta para otros compañeros del Hospital de Laredo y Sierrallana, además de haber hecho alguna edición de los cursos fuera de Cantabria, y estamos recibiendo solicitudes desde varios puntos de España para asistir a los mismos. 

Y si hablamos de SUAPs, ¿qué es lo más importante que hay que decir?

Los SUAP son unos puestos importantes de atención a pacientes con patología Urgente, en gran medida por su accesibilidad. Hay lugares en la geografía cántabra que por sus comunicaciones tienen estos servicios como referencia más cercana y forman parte de la primera línea, junto con los compañeros del 061. Muchas veces son el primer profesional que llega o atiende a un paciente, y con buena voluntad son capaces de solucionar su problema, teniendo en alguna otra ocasión que derivar el paciente al Hospital para una nueva valoración más amplia en algún sentido. 

¿Cree que las Administraciones apoyan lo suficiente a los servicios de Urgencias de nuestro sistema de Salud?

Tengo que decir que no. A nivel nacional tanto el Gobierno como el Ministerio han demostrado que no nos dan su apoyo, tanto que ni siquiera somos una categoría cuando realizan sus informas. En el último realizado a nivel nacional se limitan a llamarnos “otros”, a modo de cajón desastre. A nivel regional nos hemos sentido bastante desatendidos, bajo la dirección del anterior consejero de Sanidad, del que poco o nada sabíamos. Actualmente afrontamos esta nueva etapa con esperanza. 

Para terminar, díganos los objetivos a corto y medio plazo por los que estáis trabajando los profesionales de Urgencias de Cantabria...      

A corto plazo nuestros objetivos principales son continuar mejorando nuestra formación para así brindar una mejor calidad asistencial. También seguimos trabajando en nuevos protocolos que estamos poniendo en marcha para la atención de patologías concretas y sectorizar con los recursos que nos brindan a los usuarios que acuden a los Servicios de Urgencias y Emergencias y así priorizar aquellos con mayor gravedad y que necesitan mayor premura en su atención y cuidados. Todo esto evidentemente mejoraría con el nacimiento de la Especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias en España.

Comentarios