miércoles. 24.04.2024

Si pensamos en balonmano y pensamos en Cantabria, rápidamente se nos viene un nombre a la cabeza: Talant Dujshebaev. El exjugador y entrenador dejó huella en el TEKA, como se conocía al mítico conjunto cántabro. Talant defendió la elástica del Club Balonmano Cantabria desde 1992 a 1997. Y en esos dos años, precisamente, nacieron Álex (1992) y Dani (1997), dos de los mejores jugadores del mundo en la actualidad.

Ambos han logrado la medalla de bronce con los Hispanos en el Campeonato del Mundo 2023 disputado este mes de enero en Polonia y Suecia y hemos tenido la oportunidad de charlar con el mayor de los Dujshebaev, con Álex, para que nos cuente cómo ha vivido esa experiencia del Mundial y cómo marcha la temporada con su equipo, el Kielce. 

Además, no esconde su deseo de volver a jugar en España, de donde partió hace ya casi una década, cuando dejó el Atlético de Madrid al término de la temporada 2012/13. Habrá que ponerse en contacto con el Bathco BM Torrelavega y con el BM Sinfín para que tan legendario apellido vuelva a hacernos disfrutar del balonmano en ‘la tierruca’. Esto es lo que nos contaba el ‘10’ de los Hispanos.

-¿Cómo ha sido el regreso a la competición tras el Campeonato del Mundo? ¿Cómo valoras la primera mitad de temporada con el Kielce?

Hemos vuelto a la competición, hemos vuelto a la liga y la champions y hay partidos cada semana. Creo que estamos haciendo una buena temporada. La primera vuelta ha sido muy buena, estamos donde queríamos.

Estamos bien posicionados en Champions para tener un buen emparejamiento en los cuartos de final y en la liga polaca dependemos de nosotros para ganar el campeonato así que la temporada está siendo muy buena. Ahora entremos en el tramo decisivo de la temporada y nos jugamos todos los títulos. El objetivo es ganar todos los títulos posibles.

-¿Qué sensaciones te dejó el Mundial? ¿Satisfecho o con la espinita de ese partido contra Dinamarca?

Te vas contento por el campeonato, en general, y sobre todo por cómo reaccionó el equipo después del partido contra Dinamarca aunque obviamente se te queda esa espinita. Somos conscientes de que aunque lo peleamos y sacamos esa garra, tuvimos errores y perdonamos muchos lanzamientos claros.

Obviamente luego muy contentos por conseguir esa medalla de bronce contra Suecia en un pabellón con más de 20.000 suecos. No hicimos una buena primera parte pero lo arreglamos en la segunda y pudimos remontar. Es muy positivo terminar el torneo con buenas sensaciones y cumplimos el objetivo, que era lograr una medalla.

-¿Crees que sois el equipo que mejor compitió y más puso contra las cuerdas a los campeones?

Supongo que sí, que fuimos los que más les pusimos en apuros. Tienen un grandísimo equipo y son justos ganadores. Sabemos que si estamos a nuestro nivel podemos competir con cualquiera. Los pequeños detalles son los que marcan una victoria e hicimos un gran campeonato. Tenemos que estar satisfechos con la gran competición que hicimos.

-De los otros dos grandes partidos: el de cuartos contra Noruega y el partido por el bronce contra Suecia, ¿cuál recuerdas con más cariño?

Uf, es difícil (ríe). Los dos están muy recientes. El de Noruega es especial por cómo se dio el partido con las dos prórrogas y con la forma de forzar la prórroga sobre la bocina. Esos momentos se te quedan grabados.

Pero también hay que valorar muchísimo el partido contra Suecia. Íbamos cuatro abajo al descanso y ellos estaban jugando un muy buen balonmano, muy rápido. Fuimos capaces de reponernos y luchar hasta el final que es lo que nos caracteriza, el no darse nunca por vencidos. Es muy complicado y tiene mucho mérito hacerlo contra un equipo que juega como local.

Los dos son grandes partidos para el recuerdo y es muy complicado decidir (ríe), creo que me quedo con ambos.

-¿Cómo viviste desde dentro aquella jugada final contra Noruega?

Una vez que vemos que queda poco y estando en inferioridad numérica, sabíamos que teníamos que arriesgar para que ellos cometan un error o nosotros recuperar la pelota. Como todo el mundo sabíamos que estaba casi perdido pero tuvimos fe y confianza y es lo que hicimos.

Esa situación se da una de cada diez veces, o menos, pero tuvimos la suerte de que se dio a nuestro favor y después sabíamos que teníamos que hacer lo posible para no perderlo.

-Has sido elegido en el equipo ideal del torneo y también estás a un nivel muy alto con tu equipo en Polonia, ¿dirías que en el mejor momento de tu carrera?

Estoy contento de cómo pude ayudar al equipo. Para mí, después de no haber podido estar en el último campeonato era importante estar con mis compañeros y aportar mi granito de arena para conseguir esta medalla. Es muy agradable estar en este grupo, que más que compañeros somos amigos, y poder seguir compartiendo momentos con ellos.

-Medallas de oro en diferentes Europeos, medalla de bronce en los JJOO de Tokio, plata en el Europeo del año pasado, ahora este bronce… ¿qué os falta para que llegue ese oro en unos Juegos Olímpicos o en un Mundial?

Es nuestro siguiente objetivo. Obviamente sabemos que antes hay un Europeo y que el año que viene es importante para los Juegos Olímpicos. Estamos bien posicionados para el preolímpico pero hay que trabajar para clasificarse.

Luego ya toca soñar con esas medallas. ¿Qué nos falta? Te diría que simplemente un pelín más de suerte. Nadie puede reprocharnos las ganas y el esfuerzo. Tal vez por momentos tenemos que mantenernos mejor en marcadores más cortos, no podemos permitir que se nos vayan porque remar con el marcador en contra es más complicado. Habría que mantener partidos importantes en distancias más cortas como en el de Dinamarca.

Nos ha tocado el bronce ahora, la plata el año pasado y sabemos que siguiendo en esta misma línea llegarán más oportunidades.

-A nivel de clubes hace ya casi una década que saliste de España del Atlético de Madrid rumbo a Macedonia y Polonia, pero ya te echamos de menos por aquí, ¿hay alguna opción de volver a verte pronto en ASOBAL?

A día de hoy lo veo bastante complicado. Ojalá, a mi me encantaría. Nunca lo he ocultado, siempre he dicho que me gustaría volver a España pero es complicado. A día de hoy aparte del Barcelona no hay otro equipo para poder luchar en Europa y estar entre los mejores en la Champions, lo que reduce mucho las posibilidades. 

Ojalá se pueda dar pronto pero a corto plazo lo veo complicado.

”Me encantaría volver a jugar en España, ojalá se pueda dar en un futuro no muy lejano”
Comentarios