domingo. 27.11.2022

La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA) y la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (CEAPA) han reclamado una mayor formación para el Coordinador de Bienestar y Protección del Menor.

"A día de hoy es tan ambigua la norma que no se sabe a ciencia cierta quién puede estar preparado o tener la formación necesaria para ejercer dicha función", ha señalado a Europa Press el presidente de CONCAPA, Pedro José Caballero. Sobre esta figura, que ha entrado en vigor este curso, Caballero ha solicitado que estas funciones no tengan que caer "nuevamente en el profesorado", algo que, a su juicio, "inevitablemente generaría un nuevo perjuicio para el correcto desarrollo de su labor docente". En este punto, el presidente de CONCAPA ha advertido de que la figura del Coordinador de Bienestar y Protección del Menor "sigue siendo un despropósito en los centros educativos".

Para la presidenta de CEAPA, María Capellán, esta figura "debe estar formada para evitar conflictos que se puedan evitar en las aulas". Capellán ha resaltado que el Coordinador de Bienestar "es importante" pero no se puede "dejar esta función a cualquier persona". "Es una figura importante pero no pueden dejar esa coordinación a cualquier persona, debería ser alguien un poco formado. No sé si el orientador", ha manifestado.

En referencia a si esta nueva figura puede ayudar a combatir el bullying en los centros escolares, la presidenta de CEAPA ha indicado que espera "que sí sirva para que los casos de acoso en las aulas se reduzcan en la medida de lo posible". No obstante, la presidenta de la organización de padres y madres de alumnos ha dicho que la labor del Coordinador de Bienestar "es algo que ya se venía haciendo en las aulas". "Hacían que reinase la paz en los centros, es una labor que se venía haciendo en los centros, no es algo nuevo ni que se hayan inventado", ha afirmado.

El Coordinador de Bienestar actuará tanto en la promoción de la convivencia y el bienestar en el ámbito escolar como en la prevención y respuesta ante casos de acoso escolar.

La Ley de protección integral a la infancia y la adolescencia, establece que todos los centros educativos donde cursen estudios personas menores de edad, deben tener esta figura que vele por el bienestar de los alumnos y la prevención, detección precoz y protección de los menores.

ESCUELAS CATÓLICAS EXIGE RECURSOS PARA ESTA NUEVA FIGURA

Por su parte, Escuelas Católicas ha exigido recursos para incorporar en los centros escolares al Coordinador de Bienestar y Protección del Menor, y ha advertido de que el curso 2022-2023 "está generando muchas dudas e incertidumbres".

Precisamente, ha remarcado, en un comunicado, que a las novedades normativas de aplicación directa en los centros, a la implantación de una nueva Ley Educativa (LOMLOE) y a la complicada situación económica, se suma la incorporación obligatoria al organigrama del centro de esta figura.

Desde Escuelas Católicas, valoran esta figura pero rechazan la forma en la que se está exigiendo a los centros, "sin una regulación concreta y clarificadora, sin recursos adicionales imprescindibles, y sin el conocimiento de las consecuencias de una incorrecta aplicación de sus funciones o protocolos".

11 CCAA ASIGNAN SUS TAREAS A DOCENTES SIN REDUCIR HORARIOS LECTIVOS

Por otro lado, Comisiones Obreras ha advertido de que once comunidades autónomas asignan las tareas del Coordinador de Bienestar a un docente "sin establecer ninguna reducción de horario lectivo para realizarla, mientras que el resto libera una pequeña cantidad de horas, entre una y tres en la mayoría de los casos".

Por ello, en un comunicado, ha criticado que la regulación que las comunidades están haciendo de esta figura "es totalmente desajustada", sin suponer un incremento de plantillas de los centros porque, además, "el uso de horas se subordina a la disponibilidad de horario en el centro o a las necesidades del servicio".

Por tanto, el sindicato ha asegurado que "en la mayor parte de los casos tiene que asignárselas a un docente a costa de una mayor sobrecarga de trabajo que difícilmente va a permitir que esta figura cambie realmente la realidad de los centros".

Para CCOO, esta situación implica que, de las once funciones que reserva la ley para esta nueva figura, la persona coordinadora "solo podría dedicarle unos cinco minutos semanales a cada una de ellas por cada periodo lectivo".
 

Comentarios