lunes 6/12/21

Para cumplir con las 175 jornadas fijadas en el calendario escolar, los días 30 de abril y 3 de mayo del próximo año no serán lectivos en Cantabria.

Con este acuerdo, consensuado este lunes entre la Consejería de Educación y las organizaciones sindicales con representación en la Mesa Sectorial, se recuperan las dos jornadas previstas como lectivas en noviembre tras suspender el Gobierno las vacaciones escolares de la primera semana de ese mes, decisión anulada después por la justicia.

En este sentido, ANPE ha señalado que el hecho de “eliminar la semana no lectiva sin razón ni negociación alguna supone un desconocimiento total de la finalidad de estos periodos de descanso para los alumnos”. Además, la organización sindical ha destacado que espera que el próximo curso se vuelva “al calendario pedagógico bimestral, que siempre hemos defendido, y que la consejería vuelva los cauces de la negociación y atienda las propuestas de los docentes”.

Administración y sindicatos también han alcanzado, por la tarde y tras una "dura negociación", un acuerdo para el reparto de los fondos adicionales, que se corresponden con el 0,30 por ciento de la masa salarial. De esta forma, el 15 por ciento de esta cuantía se repartirá entre los docentes que ejercen este curso la coordinación COVID en los centros. Así, unos 215 que percibirán una paga única de 629 euros, mientras que el 85 por ciento restante se repartirá como un complemento de formación entre toda la plantilla docente, a razón de unos 4,79 euros al mes, según han detallado representantes de los trabajadores a Europa Press.

Todas las organizaciones sindicales que forman parte de la Mesa Sectorial (STEC, ANPE, TU, CCOO y UGT) han suscrito el acuerdo y la consejera de Educación, Marina Lombó, se ha felicitado por el consenso alcanzado, informa el Gobierno en un comunicado.

Un acuerdo, ha dicho, "justo", porque reconoce de forma colectiva el "esfuerzo y la implicación" de los docentes en un año que ha sido "excepcionalmente complicado" y, al mismo tiempo, premia el "sobresfuerzo" de los docentes que ejercen la coordinación COVID en los centros educativos. En este sentido, ha resumido que "es un buen acuerdo y es un acuerdo unánime".

Así, según sostiene Lombó, todos los docentes están realizando desde el pasado mes de marzo un "esfuerzo de rápida adaptación" a las nuevas tecnologías que ha permitido continuar con la docencia con la "máxima normalidad posible dentro de estas circunstancias". "Hoy son muchos quienes, con alumnos en cuarentena, combinan la enseñanza a distancia y presencial", ha explicado la consejera.

Comentarios