miércoles 8/12/21

La Asociación de Directores de Educación Secundaria de Cantabria (ADIESCAN) ha responsabilizado a la Consejería de Educación, que dirige la regionalista Marina Lombó, del "mal ambiente" que, según señala, ha creado en los centros la modificación del calendario escolar por la que decidió suprimir de forma "unilateral" las vacaciones escolares de esta semana, que fue paralizada, posteriormente, de forma cautelar por la Justicia.

"Con esta desafortunada actuación de la Consejería de Educación, se ha generado en la comunidad escolar, un conflicto tan absurdo como innecesario, en un momento, además, en el que, gracias al esfuerzo del profesorado y el PAS (personal de administración y servicios), así como la responsabilidad de los alumnos y las familias, se estaba consiguiendo controlar la extensión de la pandemia", ha opinado en un comunicado ADIESCAN.

La asociación ha reiterado su "preocupación" por el "escaso valor" que, a su juicio, otorga la Consejería a la planificación del curso y al cumplimiento de los tiempos en el proceso de enseñanza-aprendizaje, al, a su juicio, haber trasladado a la opinión pública que este conflicto "está sobredimensionado por las organizaciones que se han opuesto a su iniciativa".

Ha criticado que la Consejería se planteara la decisión como "un simple cambio en las fechas"

ADIESCAN ha criticado que la Consejería se planteara la decisión como "un simple cambio en las fechas de los periodos vacacionales de los alumnos, como si la función más importante de la escuela fuera la de ejercer de guardería". Para la asociación, la resolución judicial por la que el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) aceptó las medidas cautelares que planteó CCOO contra esta decisión de la Consejería de modificar el calendario confirma "las serias dudas" que tenía la asociación sobre la legalidad del cambio en el calendario escolar. "Este pronunciamiento judicial, y los términos en que está redactada la citada resolución, ponen en evidencia la falta de argumentos legales que respalden la citada decisión de la Consejería de Educación y la hacen por tanto responsable, tanto del caos y el desconcierto creados en la comunidad escolar cántabra, como del inicial cabreo de los numerosos miembros de la comunidad escolar afectados por dicha decisión de modificar el calendario escolar", ha aseverado.

ADIESCAN también ha apuntado que si bien es cierto que desde la Consejería de Educación, se hizo público la intención de no recurrir la decisión del TSJC para no crear aún más desconcierto, también lo es que desde el departamento que dirige Lombó "no se ha perdido oportunidad alguna para desviar públicamente la responsabilidad de este conflicto" hacia quienes se opusieron a la modificación del calendario "obviando", a su juicio, con esta actitud el contenido de la resolución judicial.

Además, ADIESCAN ha vuelto a ratificar su "total confianza" en los directores que integran la Comisión Permanente del Comité de Directores de Educación Secundaria y en las tareas que vienen realizando en el ejercicio de su representatividad. Por otra parte, ha expresado su ofrecimiento a colaborar con las Administraciones Públicas en todo lo relacionado con la educación.

Comentarios