lunes 6/12/21

El protocolo de acoso escolar se ha activado en once casos en el primer trimestre del curso 2020-2021, y se ha constatado la existencia de acoso en dos de ellos, según los datos recogidos en el informe sobre convivencia escolar elaborado por la Unidad de Convivencia de la Consejería de Educación. Además, durante dicho periodo se han abierto 44 expedientes disciplinarios, más de la mitad, en Educación Secundaria Obligatoria (ESO), con 24.

Se trata de algunos de los principales datos recogidos por el Observatorio para la Convivencia Escolar, cuyo pleno se ha reunido hoy bajo la presidencia de la consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó, quien ha constatado el "buen clima de convivencia" en las aulas cántabras, y se ha comprometido a "seguir trabajando" para "mejorarlo aún más".

Los casos de acoso confirmado se han duplicado, al pasar de uno a dos, mientras los protocolos activados se han reducido un 63%

En comparación con el primer trimestre del curso pasado, en el actual los casos de acoso confirmado se han duplicado, al pasar de uno a dos, mientras los protocolos activados se han reducido un 63% (fueron 30 en el curso 2019-2020). El número de protocolos abiertos por acoso escolar en relación al total del alumnado matriculado (94.785) en las enseñanzas no universitarias en el curso actual es del 0,0116%, lo que según Lombó demuestra la "reducida incidencia" que este problema tiene en la comunidad educativa regional y la "efectividad" de las estrategias de la Consejería de Educación para luchar contra el acoso y del trabajo en las aulas de los equipos docentes.

El informe refleja que la etapa de Secundaria es la que concentra más protocolos activados, un total de 9, mientras que en Primaria y en FP se registra un caso en cada una. Por género, el 54,55% corresponde a alumnos y el 45,45% son de alumnas.

Según la Consejería, la situación provocada por la crisis sanitaria ha generado una clara disminución de la interacción entre los diferentes grupos lo que ha afectado directamente al descenso de posibles situaciones de acoso. En este sentido, Lombó ha señalado que la razón es la "creciente toma de conciencia" de los equipos de directivos de la conveniencia de "abrir los protocolos" ante la menor sospecha. "Más protocolos abiertos no significa más casos de acoso, sino un mejor abordaje de estas situaciones", ha aclarado.

PROCEDIMIENTOS DISCIPLINARIOS

En cuanto a los procedimientos disciplinarios de este primer trimestre, han sido 44 -tres más que en el mismo periodo del curso anterior-, de los que 35 se han incoado a alumnos y 9 a alumnas. La tendencia en alumnas está descendiendo, al pasar del 35,6% del curso pasado al 20% de este primer trimestre.

En Educación Primaria se han abierto dos procedimientos disciplinarios; y de los 24 en Secundaria, la mayor parte corresponden al 2º curso. Mientras, en la etapa postobligatoria se han abierto 19 procedimientos, 16 de ellos en Formación Profesional y tres en Bachillerato.

SIETE CASOS DE ACOSO EN EL CURSO 2019-2020

En el pleno también se han presentado los datos globales del curso 2019-2020, en el que se activó el protocolo en 47 casos y se constató la existencia de acoso escolar en siete de ellos, de los que seis corresponden a alumnas.

En concreto, se activó un protocolo en Educación Infantil, 18 en Primaria, 24 en Secundaria, 2 en Bachillerato y 2 en Formación Profesional. El número de protocolos abiertos por acoso escolar (47) en relación al total del alumnado matriculado (94.657) en las enseñanzas no universitarias arroja un porcentaje de incidencias del 0,049%.

El número de protocolos aumentó hasta marzo de 2020 con respecto al curso anterior; después, como consecuencia del confinamiento, solamente se abrió un protocolo hasta final de curso. De las notificaciones totales, 25 son de alumnos y 22 de alumnas. Por lo que respecta al tipo de protocolo abierto, 41 fueron de acoso entre compañeros, en al menos 8 se conocen situaciones también por redes sociales, 4 fueron de ciberacoso y 2 por diversidad funcional. No se produjo ninguno por situaciones de homofobia o transfobia.

El número de protocolos abiertos en centros concertados ascendió a 11, frente a 36 en centros públicos. Tres casos de acoso se produjeron en concertados y cuatro en centros públicos (2 en IES y 2 en CEIP).

En cuanto a la distribución por género, si bien los datos siguen mostrando que se abren más expedientes a alumnos (56) que a alumnas (31), respecto al curso pasado la tendencia en alumnas va en aumento, pasando del 23,31% del curso 2018-2019 al 35,6% de este curso.

Por lo que respecta a la distribución por etapas, en Educación Primaria se han abierto 4 procedimientos disciplinarios y en la ESO un total de 61, la mayor parte correspondientes a los tres primeros cursos, disminuyendo notablemente en el último curso de la etapa, una tendencia que se repite con respecto al pasado curso. En la etapa posobligatoria se han abierto 22 procedimientos, 21 en FP y uno en Bachillerato.

Las conductas desencadenantes que más ha incidido en la apertura de procedimientos disciplinarios han sido la reiteración en el mismo curso escolar de conductas contrarias a la convivencia en el centro (29); agresión física, acoso, amenazas o coacciones contra cualquier miembro de la comunidad educativa (29); e injurias y ofensas a cualquier miembro de la comunidad educativa (23), un aspecto que se repite en el curso 2020-2021.

Durante el curso pasado se registraron conflictos relacionados con la alteración de la convivencia entre iguales, por discrepancias de las familias y los centros educativos, por consultas sobre el procedimiento de notificación y desarrollo del protocolo de acoso entre iguales y por cuestiones relacionadas con la instrucción de procedimientos disciplinarios.

En relación con el mal uso de las redes sociales, en este curso se detectó un aumento en el número de consultas y su derivación al Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en los centros educativos y sus entornos, vinculado a la Delegación de Gobierno y la Alta Inspección Educativa.

VALORACIÓN

La consejera ha manifestado el "rechazo absoluto de toda la comunidad educativa frente a cualquier situación de acoso o cualquier otra situación que altere el normal funcionamiento de nuestros centros educativos". Una coincidencia que, ha dicho, "está en la base de la buena situación que presenta Cantabria en este ámbito". Así, ha explicado que en el Pleno del Observatorio todos los integrantes han coincidido en la necesidad de seguir realizando actividades formativas que promuevan la convivencia positiva.

Por último, Lombó ha subrayado que desde la Consejería se trabaja en la mejora de los protocolos vinculados al acoso a través de diferentes grupos de trabajo especializados en ámbito de la convivencia. Además, se está a la espera de la modificación del Plan de Convivencia estatal sobre acoso para realizar la oportuna actualización del texto cántabro.

Comentarios