sábado. 13.04.2024

La mayoría de las comunidades autónomas ya han regulado el uso del teléfono móvil en las aulas, mientras que Cantabria no cuenta todavía con una normativa de regulación. Si bien recomienda tomar medidas en los centros y trasladará instrucciones a los mismos de cara a la utilización de los móviles.

En la reunión mantenida este miércoles por la ministra Pilar Alegría con representantes de las comunidades autónomas para avanzar en la regularización del uso de los dispositivos móviles en los centros educativos ha primado el "buen clima", según destaca el Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes. Se ha debatido sobre la necesidad de dar "una respuesta común a una preocupación social como es el uso de estos dispositivos en los colegios", informa el Ministerio.

No obstante, las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular han criticado tras la reunión que la propuesta del Ministerio para prohibir los teléfonos móviles en los colegios de toda España "llega tarde" ya que esta medida está ya implantada en varias regiones del país.

Asimismo, han rechazado que la ministra Pilar Alegría haya presentado esta propuesta para establecer una limitación de estos dispositivos en las aulas común para toda España en una reunión "informal" celebrada este miércoles en vez de convocar una Conferencia Sectorial.

Siete territorios -Galicia, Andalucía, Madrid, Castilla y León, Murcia, Aragón, Castilla-La Mancha- y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla han puesto en marcha ya su propia regulación en esta materia, mientras que el resto están en proceso de debate con sus consejos escolares y la comunidad educativa. Otros cuatro contaban ya con algún tipo de regulación. Valencia, Extremadura, Navarra, La Rioja y Baleares están en el proceso de consulta y ya han adelantado que elaborarán una normativa. Sin embargo, País Vasco y Cantabria son las que más lejos se encuentran de vetar el uso de los móviles en las aulas. En concreto, País Vasco ya ha anunciado que no prohibirá su uso y deja en manos de los centros educativos las medidas a tomar para regular su uso. Por su parte, Cantabria tampoco ha proyectado una normativa de obligado cumplimiento si bien dará instrucciones a los centros.

Alegría ha explicado a las comunidades autónomas la propuesta del Ministerio y ha subrayado la importancia de "hacer frente a esta preocupación e inquietud social de manera coordinada".  "Se trata de contar con una postura común, escuchándonos los unos a los otros, que permita un consenso de mínimos para que luego las comunidades, dentro de su autonomía, puedan realizar sus recomendaciones o instrucciones en un asunto de gran importancia para la sociedad", ha dicho.

La propuesta trasladada por el Ministerio a las comunidades consiste en un uso cero del móvil en Infantil y Primaria, y en limitarlo a actividades pedagógicas cuando el docente así lo considere en Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional. En todos los casos se contemplarán circunstancias excepcionales. Además, hay comunidades que han planteado que en etapas de enseñanzas postobligatorias sean los centros los que puedan establecer el uso.

Educación ha subrayado que esta reunión ha servido "para comprobar el interés común de la comunidad educativa en dar una respuesta a esta inquietud y ha evidenciado que las respuestas que se están dando y en las que se están trabajando van en una línea muy semejante a lo planteado por el Consejo Escolar y el Ministerio".

Cantabria, sin normativa para prohibir el móvil en las aulas pero partidaria de tomar...
Comentarios