viernes. 12.04.2024

Cantabria arrancará el próximo curso 2023-2024 con 600 nuevas plazas de Formación Profesional, un aumento "muy significativo", según la consejera de Educación, Marina Lombó, que viene a sumarse a los que se han producido de forma ininterrumpida los últimos cursos y ha permitido junto al resto de actuaciones que "esté en el mejor momento de su historia".

Así lo ha avanzado Lombó tras participar este jueves, vía telemática, en la reunión Sectorial junto al Ministerio del ramo, un encuentro durante el que las comunidades han dado el visto bueno al Real Decreto del Sistema de Formación Profesional. La Conferencia ha aprobado la distribución de fondos de distintos programas de cooperación territorial para este mismo año.

En concreto, Cantabria recibirá los fondos suficientes para poner en marcha 600 nuevas plazas de Formación Profesional, acreditar 5.000 unidades de competencia profesional más y convertir veinte ciclos formativos en ciclos bilingües y de especialización.

Además, se recibirán fondos para la creación de quince nuevas aulas de emprendimiento, a razón de 5.000 euros por aula, así como para convertir dos aulas en espacios de tecnología aplicada.

Así, contando esta nueva ampliación, según ha detallado la consejera, esta legislatura se han creado 2.870 nuevas plazas de Formación Profesional y se han creado 54 grupos bilingües. Además, son 23 las aulas de emprendimiento en centros educativos y catorce las aulas de tecnología aplicada.

Lombó ha recordado que se están culminando ya las ampliaciones de los dos centros integrados de Formación Profesional en Santander y Medio Cudeyo, se avanza a "buen ritmo" en la creación de un nuevo centro en Laredo y se están dando pasos ya para la creación de dos más, uno en Torrelavega, que albergará las enseñanzas relativas a la Energía, y otro en Noja.

REAL DECRETO DE ORDENACIÓN

Por otra parte, la Conferencia ha dado el visto bueno al borrador del Real Decreto de Ordenación del Sistema de Formación Profesional. Un texto que supone una parte del desarrollo reglamentario de la Ley de Formación Profesional aprobada en marzo del año pasado. 

Así, refuerza el carácter práctico de la FP, con estancias en empresas en los dos cursos y dos regímenes distintos (general e intensivo, con un 35 por ciento del tiempo lectivo en el centro de trabajo), baja la ratio de alumnos por clase de 30 alumnos actuales a 25, crea la figura del orientador profesional en los centros educativos y establece crea además las figuras de responsable de Innovación e Investigación y también de Internacionalización.

Todos los ciclos tendrán cuatro nuevas asignaturas: inglés técnico, digitalización, sostenibilidad aplicada al sistema productivo e itinerario personal para la empleabilidad, adaptándose cada una al ciclo correspondiente.

Además, la Formación Profesional será ahora "más versátil", permitiendo itinerarios formativos personalizados, fusionando titulaciones, añadiendo asignaturas de otros ciclos o combinando grados conjuntos de FP básica y media, por ejemplo.

La consejera se ha referido al "importantísimo aumento de la inversión" que las comunidades autónomas habrán de hacer para poner en marcha todos los cambios que contempla la norma.

Según ha explicado, el Real Decreto no viene acompañado de una memoria de impacto económico y el Ministerio no ha dicho si tiene previsto mantener el nivel de financiación una vez termine la vigencia de los fondos europeos.

Por otra parte, la consejera ha explicado que queda por detallar cómo afectará la reforma del sistema de pensiones aprobada este jueves en un Consejo de Ministros Extraordinario, y que establece que las empresas habrán de cotizar por el tiempo de trabajo de los becarios, al nuevo modelo de FP, que fija periodos de prácticas curriculares en los dos cursos de los distintos grados.

Cantabria contará con 600 nuevas plazas de Formación Profesional el próximo curso
Comentarios