jueves. 21.09.2023

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC) ha denunciado el "desastroso" resultado del concurso de méritos de estabilización del personal interino, cuya primera adjudicación de plazas, que se acaba de publicar, ha supuesto que un 75% de las 676 ofertadas en Cantabria hayan sido ocupadas por docentes de otras comunidades autónomas, situándose como la región con "menos personal propio" de todo el país.

En concreto, solo el 25% del conjunto de plazas ofertadas se han adjudicado a personas interinas que estaban trabajando en Cantabria -220-; y en el cuerpo de Maestros ese porcentaje se reduce al 23%, ha lamentado el sindicato educativo mayoritario este miércoles en rueda de prensa.

Miriam Gómez y Kepa Mitxelena, miembros de STEC, han explicado que Cantabria no ha competido en "igualdad de condiciones" con su baremo, por lo que, a su juicio, se trata de una cuestión de "justicia". Asimismo, han advertido que el resultado de todo este "lamentable" proceso será "la pérdida de trabajo en el próximo curso de varios centenares de docentes que hasta ahora venían trabajando en situación de interinidad en la región".

Ante esta situación, el sindicato se ha dirigido a la Consejería de Educación para proponer "nuevas medidas que palien las consecuencias de haber discriminado a su personal docente a la hora de baremarlo para estabilizarse en su propia tierra". En concreto, STEC plantea que las posibles vacantes que puedan quedar tras la publicación definitiva se adjudiquen entre los aspirantes que hayan solicitado como primer destino Cantabria. Asimismo, propone que no se no se excluya a ningún aspirante de otros procesos selectivos hasta que no se formalice la toma de posesión como personal funcionario de carrera (no antes del 7 de septiembre de 2023). Y también pide verificar que quienes vengan baremados de otra comunidad se han puntuado conforme a los criterios exigidos en la región, dado que varias CCAA han aplicado distintos métodos, y que reúnen los requisitos generales y específicos de participación establecidos en la convocatoria de Cantabria.

Según han recordado, STEC ha venido luchando por "reorientar" el proceso de estabilización del personal docente interino que se inició con la Ley 20/2021, de medidas urgentes para la reducción de la temporalidad en el empleo público.

El objetivo de STEC ha sido circunscribir las plazas del concurso de méritos que se ofertaban a las personas interinas que ya estaban trabajando en Cantabria. Durante todo este tiempo ha luchado en dos ámbitos: el judicial, denunciando ante el Tribunal Supremo el "injusto" baremo que regula el proceso de concurso de méritos. cuyo recurso se resolverá el 4 de julio; y el político, planteando alternativas y "presionando" tanto al Ministerio como a la Consejería de Educación.

Así, ha "forzado" entrevistas con la consejera de Educación, el subsecretario del Ministerio, la delegada del Gobierno en Cantabria, y diferentes diputados y senadores; denuncias al Defensor del Pueblo, en el Supremo; diferentes movilizaciones y hasta un envío de "medio millar de misivas" al presidente y al vicepresidente regional, Miguel Ángel Revilla y Pablo Zuloaga, respectivamente. Con todo ello, pretendía "forzar a las autoridades educativas a tomar medidas para evitar el desastre que a día de hoy se ha producido".

De esta forma, STEC ha censurado la "insensibilidad" del Ministerio de Educación y el "seguidismo" de la Consejería. Asimismo, ha subrayado que Cantabria pierde capital humano formado en la región, con amplia experiencia en el sistema educativo y que será sustituido por profesorado proveniente de otras CCAA, que "desconoce nuestra realidad y nuestro currículo". "Queremos hacer un llamamiento a la responsabilidad de los todavía dirigentes de la Consejería de Educación para que no trasladen este problema a la nueva Administración", ha sentenciado.

Comentarios