lunes 6/12/21

La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, ha informado al término del Consejo de Administración de Sodercan que el Ejecutivo está esperando la revisión y autorización del Consejo de Ministros al aval previsto. Según Tezanos “esto ocurre porque Cantabria está intervenida por la penosa y lamentable situación económica que dejó el PP”.

La vicepresidenta ha definido la situación de la empresa de estufas de Maliaño como “muy complicada” y ha avisado que “no hay milagros en torno al futuro de esta empresa, ya que en estos momentos no hay inversores interesados en el proyecto, que sería la solución para reflotar la factoría”. Según ha informado Tezanos la factoría de estufas no está cumpliendo con el plan de ventas fijado.

Por su parte Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria cree que “es complicado que haya buenas noticias y una esperanza para la empresa”. Ante las preguntas de los periodistas Revilla ha recordado que “se han enterrado 18 millones de euros de dinero público en el proyecto, a los que hay que sumar los 3 millones aportados por los trabajadores, que vienen de sus indemnizaciones de Teka, y debe quedar claro dónde ha ido ese dinero”.

En este aspecto tanto Revilla como Tezanos han señalado que van a recabar toda la información posible desde Sodercan y el Gobierno, asi como de los grupos parlamentarios socialistas y regionalistas, para celebrar una comisión de investigación en torno a esta polémica inversión.

Sobre el concurso de acreedores previsto para el 20 de agosto se ha pronunciado el consejero de Industria, Francisco Martín, que ha asegurado que lo ve “prácticamente inevitable”.

Comentarios