jueves 21/10/21
ECONOMÍA

Gonzalo Bernardos y Daniel Lacalle: choque de trenes económicos

Bernardos: El modelo económico de Cantabria es el de las anchoas. Se busca. No hay.

Lacalle: Los empresarios cántabros sufren un infierno fiscal.

Bernardos y Lacalle
Bernardos y Lacalle junto a la alcaldesa de Santander Gema Igual

Gonzalo Bernardos y Daniel Lacalle, dos economistas mediáticos, que aparecen en el prime time de las televisiones, escriben libros y para algunos son auténticos gurús, han participado en Santander en el foro 'Diálogos para el Desarrollo' con representantes de la economía cántabra.

Huir de la estacionalidad y aprovechar los recursos naturales, la gastronomía y la cultura son los pilares por lo que debe apostar la Comunidad Autónoma para consolidar un nuevo nicho de empleo y desarrollo económico estable.

Así lo han señalado este martes en Santander en el encuentro 'Diálogos para el Desarrollo', organizado por Management Activo, en el que han participado representantes del sector económico cántabro, y que ha contado con la presencia de la alcaldesa de Santander, Gema Igual.

El analista económico Gonzalo Bernardos, ha afirmado taxativamente que el precio de la vivienda en Cantabria “subirá y mucho” y “que no conoce ninguna economía en crecimiento que no se apoye en el sector de la construcción”. Considera que hay empuje en los empresarios pero que no existe modelo económico en Cantabria, “wanted, se busca. Es el modelo económico de las anchoas” para añadir a continuación que “con populismo “se pierde el tren”. Ha recomendado a los políticos que se apoyen en un modelo económico basado en productividad y ocupación. Además, Bernardos ha señalado que la región y la ciudad ofrecen una gastronomía espectacular y cuentan con "una historia y unos aspectos culturales que no han aprovechado, como si lo han hecho otras ciudades como Valencia o Málaga".

Ha recomendado a los políticos que se apoyen en un modelo económico basado en productividad y ocupación

Para el reconocido economista de ideas liberales, Daniel Lacalle y que actualmente reside en Londres, el modelo económico es aterrador.  Los empresarios cántabros “sufren un infierno fiscal”, definiendo como heroico al empresariado de España, insistiendo en el desequilibrio existente porque pocos crean y muchos destruyen. Se muestra optimista porque considera que “existe una oportunidad de oro” si somos capaces de atraer el capital y el talento.

“Si miramos el desarrollo de las tecnologías de extracción y sobre todo el potencial geológico de la zona, esto es una ventaja que podría llevar a Cantabria a ser líder en cuanto a desarrollo de recursos naturales, muy similar a lo que ha ocurrido en EEUU", ha recalcado.

Existe una oportunidad de oro” si somos capaces de atraer el capital y el talento

 A nivel nacional, para Bernardos "las claves de la nueva economía española son en parte decepcionantes y por otra parte esperanzadoras". Así, ha señalado que la competitividad en muchas industrias y servicios se basa en los ínfimos salarios; no obstante, España se ha convertido en una potencia exportadora de bienes, situándose como una de las potencias mundiales que más incrementa las exportaciones en el primer semestre 2016, ha destacado. 

Precisamente las exportaciones se plantean, según Lacalle, como una buena oportunidad para continuar con el crecimiento de la economía española, aunque con reformas. "Desde el punto de vista impositivo y burocrático es muy complicado exportar, también desde un punto de vista de las licencias, de apoyo por parte de las entidades de crédito y de los organismos estatales para facilitar esa actividad exportadora", por lo que habría que revisar todos estos aspectos, ha apuntado.

En cuanto a la influencia de los últimos acontecimientos internacionales, como el Brexit o la llegada de Trump al gobierno de EEUU, Lacalle ha explicado que tendrán "un impacto muy pequeño en la economía cántabra.

A pesar de esto, el Brexit tiene que verse como una enorme oportunidad para que Cantabria, que está muy cerca de Reino Unido, sea un centro de atracción de inversión, una región mucho más exportadora, y pueda mejorar el flujo tanto de trabajadores como de talento en diferentes sectores y contribuya a cambiar poco a poco ese patrón de crecimiento, ha dicho.