martes 26/10/21
PESCA

La escasez de anchoa preocupa al sector conservero de Cantabria

La Asociación CONSESA ha recordado que esta carencia repercutirá negativamente en la viabilidad de las conserveras y sus plantillas.

Sanidad no considera que exista una urgencia par vacunar a los trabajadores de las conserveras
Trabajadoras de una empresa conservera.

La campaña de la anchoa ha tenido un balance negativo en opinión de la Asociación de Fabricantes de Conservas de Pescados de Cantabria (CONSESA), que también ha mostrado su preocupación por la progresiva disminución de la talla y la escasez de materia prima con talla suficiente, lo que ha provocado su encarecimiento.

Es por eso que CONSESA solicita a las autoridades competentes "que no se olviden de los miles de puestos de trabajo que dependemos del bocarte del Cantábrico, tanto en Cantabria como a nivel nacional, y que tengan en cuenta que esta grave carencia de materia prima en la mayor parte de nuestras empresas, de mantenerse en el tiempo, repercutirá negativamente en la viabilidad de las conserveras y la continuidad de sus plantillas".

La asociación considera que la sobrepesca y los problemas existentes y venideros en la pesquería del Cantábrico no son consecuencia de si se cierra o no el caladero ahora que se ha consumido casi en su totalidad el TAC (total admisible de capturas) establecido. Según CONSESA, lo que se debería hacer es dejar de pescar un bocarte tan pequeño, que tiene precios bajos para el sector extractivo y no es válido para el sector conservero.

Asimismo sostiene que el sector conservero necesita la anchoa de talla grande que se puede pescar en la zona de Asturias y Galicia, al amparo de la ampliación de cuota  por parte de la Secretaría General de Pesca.

En este sentido, destaca la pequeña talla de la mayor parte de la anchoa desembarcada en el País Vasco y Cantabria durante la presente campaña (de hasta más de 70 peces por kilo), que no es adecuada para las empresas conserveras por su tamaño y calidad.

"Es triste que habiendo sido la mayor campaña de anchoa desde que se levantó el cierre del caladero, con más de 21.000 toneladas capturadas, según fuentes del Ministerio, el sector transformador español esté tan justo de materia prima de talla suficiente, ya que la mayoría se ha ido para otros países como Marruecos, que sí utiliza ese pescado pequeño", afirma CONSESA.

El presidente de la asociación, José Luis Ortiz, advierte de que esta demanda de pesca pequeña, de primer año de vida, y la sobreexplotación de estas tallas "pueden tener graves consecuencias para el Cantábrico, como ya ha pasado en otros caladeros".    

Añade que como consecuencia de la escasez de anchoa con talla suficiente y la desesperación por conseguir materia prima para mantener las empresas con sus trabajadores, más del 90% mujeres, los precios pagados han sido muy elevados, llegando a cotizar en algunos casos más de 14 euros por kilo en lonja.

"Ahora toca ponerlo en el mercado partiendo de estos altos costes de pesca, además de añadir el aumento del precio del aceite de oliva que se ha disparado en estos últimos meses, lo cual encarece el producto causando preocupación en nuestro sector ante el reto de poder transmitir y comunicar a nuestros clientes y consumidores que es un año difícil para la anchoa de calidad", afirma.

Comentarios