lunes 6/12/21
ECONOMÍA

El Gobierno regional ha invertido 17,5 millones de euros hasta 2013 en el Racing de Santander

El Tribunal de Cuentas señala que la región incumplió su propia Ley de Finanzas en ese año, obteniendo un balance de 59,4 millones de euros de pérdidas.

Entrada
Estadio del Sardinero del Racing de Santander

El Pleno del Tribunal de Cuentas ha aprobado el informe anual de la Comunidad Autónoma de Cantabria del ejercicio 2013, en el que ha detectado, entre otras cuestiones, el incumplimiento de la Ley de Finanzas de Cantabria y que la comunidad ha desembolsado 17,5 millones de euros al Racing Club en concepto de "compra de marcas y derechos federativos" hasta 2013.

Según el informe del Tribunal de Cuentas, el resultado agregado de las sociedades mercantiles y entidades públicas empresariales -que recibieron en el ejercicio transferencias corrientes y de capital por importe de 43,2 millones de euros-, fue de 59,4 millones de euros de pérdidas, lo que implica un deterioro respecto del ejercicio inmediato anterior del 95%.

La fiscalización del Tribunal de Cuentas ha analizado la Administración General, los organismos autónomos, el sector empresarial y las fundaciones y consorcios autonómicos, atendiendo, de forma especial, la ejecución anual de los Presupuestos Generales de la Comunidad de dicho ejercicio, la estabilidad presupuestaria, el proceso de reordenación del sector público regional, la contratación administrativa, así como la gestión de los gastos de personal, los instrumentos de lucha contra la morosidad y el endeudamiento financiero.

Cantabria incumplió su Ley de Finanzas al utilizar los créditos del estado de gastos del presupuesto para contraer obligaciones derivadas de adquisiciones y servicios

Según ha informado este jueves el Tribunal, durante 2013 se imputaron al presupuesto corriente ocho millones de euros procedentes de la cuenta de acreedores por operaciones pendientes de aplicar a presupuesto, la cual, al cierre del citado año, presentaba un saldo de 48,3 millones de euros.

Ello supone el incumplimiento de la Ley de Finanzas de Cantabria, al utilizar los créditos del estado de gastos del presupuesto para contraer obligaciones derivadas de adquisiciones, servicios y demás prestaciones o gastos no realizadas en el propio ejercicio presupuestario.

La Cuenta General de la Comunidad Autónoma 2013, así como la mayor parte de las cuentas individuales, se han rendido dentro del plazo legalmente establecido. No se han producido avances en la adaptación del Plan General de Contabilidad Pública de Cantabria al Plan marco ni se ha elaborado un informe sobre el seguimiento de los expedientes de reintegro y sancionadores derivados del ejercicio del control financiero, previsto en la Ley de Subvenciones de Cantabria, y que debe remitirse al Tribunal de Cuentas.

Además, la memoria rendida presentaba de forma "incompleta" la información exigida en el plan de contabilidad para la comunidad. Según el Tribunal de Cuentas, la Intervención General de la Comunidad "denegó opinión" sobre las cuentas anuales de 2013 del Consorcio para los Museos de Prehistoria, Arqueología e Historia y de Bellas Artes, debido a "deficiencias e irregularidades detectadas, similares a las de ejercicios anteriores".

Los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública aprobados para Cantabria en 2013 fueron de un déficit del 1,13% del PIB y de una deuda pública del 17,2% del PIB pero se produjo el incumplimiento del objetivo de déficit fijado para 2013 (desviación del 0,06% del PIB), por lo que, en cumplimiento de la Ley Orgánica 2/2012, se hizo necesaria la elaboración de un Plan Económico Financiero. El objetivo de deuda fue cumplido, si bien esta magnitud se elevó al 17,7% del PIB por los nuevos mecanismos adicionales de financiación (dentro de las excepciones permitidas).

Cantabria cumplió los límites máximos, en cuanto al importe autorizado, para incrementar durante el ejercicio su deuda a largo plazo que, a 31 de diciembre de 2013, ascendía a 1.855 millones de euros.

Conforme al plan de reordenación del sector público elaborado por la Comunidad Autónoma en cumplimiento del acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera en febrero de 2015 se habían eliminado 21 de las 23 entidades previstas.

En el cuarto trimestre de 2013, el periodo medio de pago de la Administración General de la Comunidad se situó en 64 días, superando el plazo de pago previsto en la ley, con una reducción respecto del ejercicio anterior, en la cual incide la adhesión de Cantabria al Fondo de Liquidez Autonómica, del que recibió una cuantía de 326,5 millones de euros del Fondo de 2013.

Racing

La operación de afianzamiento de la situación financiera del Real Racing Club de Santander, en la que participan varias sociedades mercantiles regionales, había supuesto en su conjunto, a 31 de diciembre de 2012, un desembolso de recursos entregados al citado Club de 17,5 millones de euros en concepto de "compra de marcas y derechos federativos".

El Instituto de Finanzas de Cantabria, que había adquirido a CEP Cantabria la posición de bonista único del Fondo de Titulización mediante el que se financió la operación, reconoció en 2013 el deterioro total del derecho de crédito cedido al Fondo (11,8 millones de euros, incluyendo intereses), debido a su "dudosa recuperabilidad", dice el Tribunal, al haber acordado en enero de 2014 el Consejo de Gobierno autorizar la incoación de expediente de resolución del convenio de colaboración entre el Gobierno de Cantabria y el Real Racing Club de Santander, SAD, mediante el cual se articulaban las subvenciones que servían de garantía a dichos créditos.

Comentarios