sábado 27/11/21
EMPLEO

Cantabria baja de los 40.000 parados

El paro se reduce en 405 personas en el mes de agosto, pero se firmaron más de 3.000 contratos menos que en julio.

El Gobierno y los partidos políticos se muestran "moderadamente optimistas", mientras que los sindicatos coinciden en que es un dato coyuntural.

Cantabria ha sido la comunidad autónoma en la que más ha caído el paro en junio
Cantabria ha sido la comunidad autónoma en la que más ha caído el paro en junio

El número de parados registrados en las oficinas de empleo bajó en 405 personas en agosto en Cantabria, lo que supone un -1,02% menos que en julio, el quinto mayor descenso de las ocho comunidades que recortaron el paro incluidas Ceuta y Melilla, y frente al aumento del desempleo registrado en España del 0,39%.

Además, el paro se recortó en 5.321 personas en relación a agosto de 2015, una bajada del -11,9%, también la quinta mayor de todas las comunidades y superior a la media del -9,1%.

De este modo, Cantabria cuenta con 39.174 desempleados en agosto, ha informado este viernes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en agosto en 14.435 personas en relación con el mes anterior, con lo que acaba con una sucesión de cinco meses consecutivos a la baja.

El paro se recortó en 5.321 personas en relación a agosto de 2015, una bajada del -11,9%, también la quinta mayor de todas las comunidades y superior a la media del -9,1%

De esta forma, la cifra total de parados registrados se sitúa en 3.697.496 personas, la menor cifra registrada en un mes de agosto desde 2009.

En Cantabria, el paro se recortó en agosto en todos los sectores encabezados por el colectivo sin empleo anterior (-139), seguido de la construcción (-116), servicios (-78), la agricultura (-38) y la industria (-34).

Con estos datos, el sector servicios sigue aglutinando a casi siete de cada diez demandantes de empleo en la región al sumar esta actividad económica 27.255 parados, seguido muy de lejos de la construcción (con 4.664 desempleados), la industria (3.341), el colectivo sin empleo anterior (3.345), y la agricultura (569).

Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria en el octavo mes del año eran mujeres, 20.416 frente a 18.748 hombres, y el grueso del total tenían más de 25 años (36.690 respecto a 2.484 menores de dicha edad). Entre el primer grupo, los mayores de 25 años, eran más numerosas las mujeres (19.261 frente a 17.429 hombres), mientras que en el segundo (los menores de 25) eran mayoría los hombres (1.319 respecto a 1.165).

Moderadamente optimista

 

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se ha mostrado "moderadamente optimista" después de conocer el dato de paro.

En un comunicado, Revilla ha apuntado que se trata de un "buen dato" para Cantabria teniendo en cuenta que en el conjunto de España el paro subió en 14.435 personas (un 0,39%) y que, en comparación con agosto de 2015, el desempleo se redujo en la Comunidad en 5.321 personas (un 11,9%).

Similares han sido las palabras del consejero de Economía, Hacienda y Empleo de Cantabria, Juan José Sota, que ha asegurado que, pese al descenso del desempleo del 1% registrado en agosto en la región, el Gobierno "no está satisfecho" porque el mercado laboral regional sigue teniendo "dos agujeros negros", en referencia a la baja cobertura de las prestaciones por desempleo y a la precariedad laboral.

Revilla ha apuntado que se trata de un "buen dato" para Cantabria teniendo en cuenta que en el conjunto de España el paro subió en 14.435 personas

No obstante, ha reconocido que, tras un año de gobierno del Ejecutivo PSOE-PRC, "las cosas están mejor que antes" con una reducción interanual del paro de casi el 12%, la tendencia es positiva, y ha afirmado que el Ejecutivo regional "va a perseverar" en las políticas activas de empleo que dependen de la Comunidad Autónoma "porque el empleo es una prioridad para el Gobierno y es la principal preocupación de los ciudadanos".

Además, el consejero ha reiterado el rechazo del Ejecutivo regional a la "dañina" reforma laboral aprobada por el Gobierno de España, a la que ha responsabilizado de la baja cobertura por desempleo en Cantabria (47,12%), diez puntos por debajo de la media nacional.

"Ni siquiera la mitad de los desempleados en Cantabria reciben prestaciones", ha asegurado Sota, quien ha precisado que esto provoca el incremento del número de perceptores de la Renta Social Básica que financia la Comunidad Autónoma. "El Gobierno de España está trasladando a las comunidades autónomas un problema que es competencia exclusiva suya", ha denunciado el consejero.

Por otra parte, el consejero ha llamado la atención sobre el "significativo" incremento del número de desempleados en Santander, "la ciudad de servicios por excelencia". Aunque el dato no es muy elevado (44 parados más), Sota sí ha considerado relevante la tendencia de la capital cántabra, sobre todo tratándose de los meses de verano y en un año en el que las actividades vinculadas al sector servicios han evolucionado de manera positiva.

Cautela

 

El descenso del paro en Cantabria ha sido bien recibido por la mayoría de partidos políticos de la región. Sin embargo, y a pesar de los matices, todos ellos han recibido la noticia con prudencia y cautela.

Es el caso, por ejemplo, del PSOE, que valora los datos como “una noticia esperanzadora pues indican una leve mejoría en la evolución del mercado laboral respecto a 2015, especialmente en el colectivo de jóvenes sin empleo anterior”. Así se ha manifestado la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Silvia Abascal, que ha opinado que “hay que ser prudente a la hora de valorar este dato y esperar a que se confirme la tendencia”.

Podemos ha mostrado su preocupación por la "tendencia sostenida" del aumento de la contratación temporal y el empleo precario

A juicio de Abascal, “siempre es buena noticia que la cifra de parados se reduzca y caiga de forma clara por debajo de los 40.000 desempleados en Cantabria”, si bien “la evolución de las nuevas contrataciones no ha sido todo lo buena que deseamos”. En este sentido, la portavoz socialista se ha mostrado partidaria de “profundizar en las medidas de fomento del empleo puestas en marcha por el actual Gobierno PRC-PSOE tras la desafortunada sequía que impuso el anterior Gobierno del PP”.

Por su parte, el Grupo Parlamentario Podemos ha valorado con "moderada satisfacción" el descenso del paro. Aunque el descenso del paro es "positivo", Podemos ha advertido en un comunicado que Cantabria ha sido la peor autonomía en términos de empleo en la primera mitad de este año así como de la caída en la contratación en agosto del 15%.

"La reducción de desempleo en verano y la concentración de la contratación en julio y agosto son síntomas de que la economía cántabra se comporta de modo más estacional que en el resto de España", ha señalado.

Podemos ha mostrado su preocupación por la "tendencia sostenida" del aumento de la contratación temporal y el empleo precario con la "consecuente pérdida de derechos y calidad de vida" de los trabajadores.

En similares términos se ha manifestado el Grupo Popular en el Parlamento de Cantabria, que ha valorado positivamente la caída del paro registrado en la región durante el pasado mes de agosto pero se ha mostrado partidario de mantener la cautela ante los datos.

"Que el paro disminuya es algo de lo que todos debemos congratularnos. Sin embargo tampoco sería razonable echar las campanas al vuelo, ya que hay algunos aspectos muy negativos que lanzan importantes sombras sobre el buen dato aparente", ha manifestado en un comunicado el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Van den Eynde.

"Ojalá en los próximos meses se consolide esta tendencia a la disminución del desempleo, pero mucho nos tememos que la ausencia de políticas regionales de verdadero estímulo económico y el excesivo peso de la estacionalidad y la precariedad, puedan ser la antesala de unos meses negativos, con perniciosos efectos sociales, si tenemos en cuenta que Cantabria actualmente se encuentra en cifras récord de desempleados que no perciben prestaciones de ninguna naturaleza", ha concluido el portavoz parlamentario del PP.

Sindicatos y patronal

El secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, ha manifestado el descenso del paro registrado en la región el pasado mes de agosto "essiempre una buena noticia", aunque "es coyuntural, vinculado a los últimos coletazos de la temporada veraniega y responde a un empleo cada vez más temporal y precario, con más de un 94% de contratos de trabajo eventuales".

En un comunicado, UGT se ha congratulado porque el desempleo descienda en Cantabria por quinto mes consecutivo, pero ha advertido que el problema es que esta tendencia se mantenga en los próximo meses ya que se basa en un empleo "muy precario y efímero, que llega al mercado laboral con la misma facilidad con la que se va, dando la vuelta a la situación de un mes a otro".

Ibáñez ha insistido en que cualquier reducción del paro con empleo "muy temporal" hay que valorarla "con mucha cautela", y más, cuando este año (hasta el mes de julio) casi un 53% de los contratos temporales son de menos de un mes de duración y acaparan nueve de cada 10 nuevos contratos registrados en la región.

UGT ha asociado "este nuevo empleo muy temporal" a "un porcentaje más que preocupante de desempleados que no perciben prestación alguna en Cantabria, un 52,9%"

El responsable regional de Empleo de UGT ha asociado "este nuevo empleo muy temporal" a "un porcentaje más que preocupante de desempleados que no perciben prestación alguna en Cantabria, un 52,9% porque, simplemente, el empleo es tan precario que es difícil que cotice lo suficiente como para acceder a una prestación contributiva".

En este sentido, ha recalcado que Cantabria registra una tasa de cobertura por desempleo de un 51,7%, la más baja desde contabilizada hasta ahora en la región y una de la más bajas de todo el país, a casi 8 puntos de la media nacional en el mismo concepto, 59,27.

Sabor agridulce

Para la secretaria de Empleo de CC.OO. de Cantabria, Laura Lombilla, esta caída tiene un “sabor agridulce”, ya que los puestos de trabajo creados destacan por su “escasa” calidad y, sobre todo, por la temporalidad.

Y esa temporalidad, ha dicho Lombilla, también se ve agravada por la parcialidad de las jornadas laborales, pues son muchas las personas que han trabajado durante el pasado mes, incluso a lo largo del verano, durante unas “pocas” horas semanales, que en algunos casos se han repartido en varios días, “muy lejos de la estabilidad laboral y económica”.

Lombilla ha mostrado su deseo de que este descenso de desempleados continúe después del verano y se acompañe por la creación de puestos de trabajo “estables”, aunque ha señalado que “va a ser algo bastante difícil” debido a las características de nuestro mercado laboral basado principalmente en el sector servicios.

USO

USO ha afirmado que “la foto del desempleo” de este mes “deja ver el espumillón de toda gran fiesta”

Por su parte, USO ha afirmado que “la foto del desempleo” de este mes “deja ver el espumillón de toda gran fiesta”.  A su juicio, el verano en Cantabria “se recordará como uno de los mejores de las últimas décadas en algunos aspectos”, pero a pesar de todo el empleo creado en agosto “es el segundo peor de los últimos cuatro ejercicios”.

Según han explicado en nota de prensa, “Cantabria recorta desempleo en el contexto nacional cerca de 2 puntos”, pero en la afiliación a la Seguridad Social, “termómetro indiscutible, nuestra región sigue estando por debajo” si se compara con el Estado.

Asimismo, “la contratación indefinida en Cantabria se sitúa casi 2 puntos por debajo de la media nacional”, ha recordado USO, que considera que “creamos empleo pero de manera abrumadora con contratos precarios”, lo que denota “falta de confianza de nuestros empresarios” en la mejora de la situación.

CEOE-Cepyme Cantabria ha afirmado este viernes, tras conocer los datos de descenso del paro en la región, que "esta no es la recuperación del empleo a la que los empresarios aspiramos porque ni es sólida ni se deriva de un empleo estable y de calidad".

Para la patronal son datos son positivos pero no se debe caer en "una excesiva complacencia" porque se trata de cifras que dependen aún en exceso del turismo, "un sector aún excesivamente estacional", por lo que los datos podrían no mantenerse en septiembre.

El presidente de la organización, Lorenzo Vidal de la Peña, ha abogado por potenciar la desestacionalización del turismo y por diseñar e implantar medidas porque la comunidad "no va a salir impulsada solo por el turismo".

 

 

Extranjeros

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en agosto en Cantabria 3.293 eran extranjeros, lo que supone 46 menos que en julio, un -1,38% de descenso, ligeramente inferior a la media, que bajó un -1,76%.

Además, si se compara con igual mes de 2015, el desempleo entre este colectivo se recortó en la región un -12,5% (-10,2% en España), al contabilizarse 487 inmigrantes menos sin trabajo.

La mayor parte de los extranjeros que buscaban trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios, 2.203, frente a 1.090 que proceden de estados europeos.

Y el grueso de todos ellos quiere encontrar empleo en el sector servicios (1.974), seguido de la construcción (462), la industria (145) y la agricultura (128). Además, 584 de los inmigrantes parados en la región no han tenido trabajo con anterioridad.

Contratos

El descenso mensual del paro en agosto en Cantabria no se acompañó, sin embargo, de un incremento de la contratación ya que durante el mes pasado se rubricaron en la región 20.388 contratos, 3.752 menos que en julio, lo que se traduce en una caída del 15,5%, casi cinco puntos inferior a la media (-20%).

Sin embargo, en términos interanuales, en Cantabria se rubricaron 2.058 contratos más, lo que equivale a un incremento del 11,2%, el más moderado tras La Rioja (8,2%) y también por debajo del conjunto del país, donde el incremento fue del 16,3%.

De los 20.388 contratos rubricados en agosto, el 5,3% fueron indefinidos (1.092) mientras que el resto, el 94,6% (19.296) tuvieron carácter temporal.

Así, los contratos indefinidos han caído un -15,8% en relación a julio (-23,4% de media), con 205 menos, pero han aumentado un 29,8% en términos interanuales (251 más), en línea con el conjunto nacional (30,9%).

Por su parte, los contratos temporales han bajado un -15,5% respecto a julio (la media ha caído un -19,7%), con 3.547 menos, pero han subido un 10,3% en relación con agosto de 2015, con 1.807 contratos más. En España se registró un repunte del 15,3%.

Comentarios