miércoles 1/12/21
CRISIS LABORAL

Los trabajadores de Nestor Martin piden al juez la nulidad de sus despidos

La próxima semana el Gobierno Regional debe decidir si invierte tres millones más que evitarían el cierre de la empresa, mientras tanto ayer se ha producido el juicio por la impugnación de los despido.

Nestor Martin
Los trabajadores de Nestor Martin durante una protesta

El juicio de la impugnación de la estimación monetaria de los despidos de los trabajadores se ha celebrado hoy en el Palacio de Justicia de las Salesas, y al termino de esta cita judicial, el presidente del comité de empresa, Luis Gómez, ha explicado que “ahora nos toca esperar a que se produzca el dictamen”.

Acerca de la situación de la empresa, Gómez ha informado que “el 20 de julio, la mayor parte de la plantilla comenzaron a trabajar de nuevo, y la media docena de empleados que aún no se han incorporado, lo harán este próximo lunes”.

"El PP ha dejado un marrón gordisimo con Nestor Martin"

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado que “la semana que viene habrá noticias sobre Néstor Martin y se tomará alguna solución en torno a esta empresa, cuya situación es un marrón gordísimo que nos ha dejado el anterior Gobierno del PP”. El jefe del Ejecutivo PRC-PSOE es partidario de adoptar resoluciones, porque “no se puede dejar que el tema se pudra”.

El Gobierno de Cantabria tiene que decidir en los próximos días la situación de la empresa Nestor Martín. En concreto, el Ejecutivo deberá elegir si permite el cierre de la planta de Maliaño (Camargo) dedicada a la fabricación de estufas, o destinar 3 millones de euros más para mantenerla abierta. El anterior ejecutivo de Ignacio Diego ya aportó 18 millones de euros.

Según explicó recientemente Francisco Martín, consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio la dirección de la empresa ha ofrecido dos alternativas al Gobierno.

La primera de ellas pasaría por el cierre de la fábrica y por asumir la pérdida de los 18 millones desembolsados por el Gobierno de Cantabria, y a los que habría que sumar 3 millones más aportados por los empleados, que “arriesgaron” sus indemnizaciones tras el despido de Teka, empresa que recolocó en Nestor Martin.

La segunda opción consistiría en aportar "a corto plazo, en un mes, 3 millones de euros más para hacer frente al circulante necesario para continuar la fabricación de estufas para esta temporada”.

Gómez asegura que los trabajadores tienen mucha incertidumbre ya que “hoy hay trabajo, pero no sabemos si vamos a continuar o entraremos en un proceso de liquidación, por lo que existe mucho nerviosismo en la plantilla”.

 

Comentarios