sábado. 25.05.2024

El primer clasificado del Grupo A de Superliga 2, el Santa Cruz Cuesta Piedra, se impuso por 0-3 en su visita al Voley Torrelavega, pero las canarias tuvieron que emplearse a fondo, sobre todo en el segundo y tercer set, para conseguir certificar su victoria.

El duelo comenzó con un reconocimiento del Voley Torrelavega a sus jugadoras recientemente operadas y que abordan su proceso de recuperación, así que el protagonismo inicial fue para Ángela Manzanedo y Zorana Cikusa, antes de que el partido comenzara con un equipo cántabro que empezó bien, gracias a la eficacia al remate de Anna Gushchina, Judith Porras y María Segovia para poner el 3-1 en el marcador. Pero ya desde el inicio se marcó la línea a seguir en el encuentro, con puntos muy disputados gracias al sobresaliente esfuerzo defensivo de todas las protagonistas, aunque el Santa Cruz Cuesta Piedra fue entonándose en el saque y desde ahí en el resto de facetas del juego de ataque, logrando romper el marcador muy pronto, obteniendo un 7-12 que dejaba a José Ignacio Marcos con sus dos tiempos muertos agotados.

El líder metía la directa y negaba cualquier esperanza de remontada a un esforzado Voley Torrelavega al que le costaba puntuar, así que la ventaja del Santa Cruz Cuesta Piedra crecía de forma inexorable hasta un 13-25 final que podía haber hecho mella en el espíritu del equipo cántabro, pero alentado por una grada que no defraudó, la historia cambió de forma más que notable en la reanudación del choque.

El Voley Torrelavega creyó en ese segundo set y mostró la imagen de equipo combativo y luchador que siempre ha sido su seña de identidad, como bien sabe Cristina Sanz, la colocadora torrelaveguense que unos años después volvía a jugar en La Habana Vieja y que demostró su excelente calidad completando un soberbio partido ante su gente. María Segovia abrió el marcador y aunque de nuevo se sucedieron los puntos largos, ahora ya no caían del lado visitante, sino que tras una gran defensa de Carolina de San Pablo, la capitana Neila realizó un gran bloqueo para situar el 4-2 y con Bicho en el saque sabiendo hacer daño a la recepción del Cuesta Piedra, Torrelavega se distanció al 8-2.

Lidia Da Cuiña conseguía encontrar a sus compañeras en ataque y Judith Porras y Anna Gushchina puntuaban hasta situar el 11-5 que obligó al técnico visitante a pedir tiempo muerto. Reaccionó Cuesta Piedra para reducir a tres puntos la desventaja, pero Vicky Cubero con un saque directo y Segovia resolviendo un punto largo situaron un 15-9 que llevó el delirio a la grada. El Voley Torrelavega se olvidaba de la clasificación y se creía capaz, pero la entidad del rival no daba lugar a la relajación, y tirando de fondo de armario en forma de jugadoras que fueron entrando a cancha, el Santa Cruz Cuesta Piedra se fue acercando peligrosamente en el marcador.

Situaron las visitantes el 19-18 tras una defensa que se podría calificar de milagrosa y con el 19-20 recuperaron la iniciativa en el marcador, y aunque Anna Gushchina empató a veinte en la siguiente acción, el conjunto tinerfeño se mostró inabordable en ese momento clave del set, sabiendo puntuar y explotar los errores locales, para conseguir llevarse el segundo set por 21-25.

El esfuerzo del Voley Torrelavega en un gran segundo set se quedó sin premio y el golpe parecía muy duro tras el 0-4 con el que se abrió el set, pero un saque directo de una Vicky Cubero en estado de gracia en esa faceta dio comienzo a un atisbo de reacción que lideró María Segovia al remate, hasta poner el empate a cuatro de manera instantánea. Pero esa alegría local resultó efímera, porque el marcador rápidamente reflejó un 4-8 favorable a Cuesta Piedra y aunque nuevamente las defensas crecían y los puntos resultaban muy vistosos, la renta visitante no se veía reducida.

Anna Gushchina lideraba el ataque local en ese tramo del tercer set en el que el Voley Torrelavega ni mucho menos tiraba la toalla y ese esfuerzo de las cántabras volvió a traducirse en remontada. Los puntos largos se sucedían, pero ahora caían del lado local, con anotaciones consecutivas de Judith Porras y Noelia Neila, haciendo la central un saque directo que suponía el 16-18. La conjunción entre pista y grada volvía a surtir efecto y tras un punto muy largo, Lidia Da Cuiña situaba el empate a 18 con un recurso que se convertía en un puntazo al encontrar la única fisura posible en el entramado defensivo de Cuesta Piedra.

Siguió la pelea por ambos bandos, y los puntos resultaron espectaculares en defensa, con las líberos en ambos bandos, Socas en el visitante y De San Pablo y Carla Salazar en el local siendo protagonistas para liderar a las suyas, aunque el trabajo defensivo no entendía de colores y todas las protagonistas en pista sacaron alguna bola que a ojos del espectador parecían imposibles. El 20-22 obligó a Marcos a pedir un tiempo muerto que se tradujo en otro punto de agotadora duración que se anotó Torrelavega y que alimentó las esperanzas locales de equilibrar de nuevo el partido. El siguiente punto se lo anotó Cuesta Piedra en otra acción embarullada que motivó protestas del banquillo local. No se rindieron las cántabras que tras una buena acción de Anna y un error visitante anotaron el 23 iguales, pero el líder de la competición supo afrontar con más calma ese momento decisivo del choque y los dos siguientes puntos cayeron de su lado, hasta un 23-25 que dejó sin premio el extenuante esfuerzo del Voley Torrelavega.

Las cántabras acabaron el encuentro con el sabor amargo de la derrota, la tercera consecutiva ante tres de los aspirantes al ascenso, siendo el equipo competitivo en estos partidos, pero sin encontrar la continuidad suficiente para traducir ese esfuerzo en triunfos, aunque el gran esfuerzo realizado por todo el equipo y la complicidad con la grada no se traduce en puntos, pero sí en vivencias que merece la pena recordar.

VOLEY TORRELAVEGA: Noelia Neila,Vicky Cubero, Anna Gushchina, María Segovia, Judith Porras, Lidia Da Cuiña y Carolina de San Pablo (líbero) – equipo inicial – Carla Salazar (líbero), Guilenne Vallines, Cristina Hermosa, María García y Julia Gutiérrez.

SANTA CRUZ CUESTA PIEDRA: Elena Santana, Cristina Sanz, Lucy Ifoma, Arafai Lwan, Berta Palau, María Pérez y Carlota Socas (líbero) – equipo inicial – Paola Rodríguez, Sofía Tummino, Claudia Vicente, Andreina Hernández, Gara María Lorenzo y Andrea Hernández.

SETS: 13-25, 21-25 y 23-25 en 1 hora y 28 minutos de juego

ÁRBITROS: Pedro Pidal, del colegio asturiano y Manuel Fernández, del colegio cántabro. Anotadora: Laura Da Cuiña.

PABELLÓN: La Habana Vieja, con unos 300 espectadores en la grada.

El Voley Torrelavega obliga al máximo al líder en La Habana Vieja
Comentarios