jueves. 23.05.2024

El CD Laredo no pudo despedirse de San Lorenzo ofreciendo una victoria a sus aficionados, cayendo por 1-3 ante el colista Burgos CF Promesas en un mal encuentro del conjunto rojillo, que contaba con dos sancionados (Argos y Álvaro), un lesionado (Zorrilla) y varios jugadores tocados, con molestias físicas. “Algunos han jugado hoy sin entrenar”, comentaría Zurimendi en rueda de prensa. Una pésima primera parte encarriló el partido para el filial castellano y la tímida reacción en la segunda, demostrando más carácter, pero con la habitual falta de acierto de cara a portería, no fue suficiente para lograr un resultado positivo.

“No hemos sido fieles al ADN del equipo. Es una derrota sin paliativos, sobre todo en el primer tiempo, donde no hemos sabido competir. No hemos estado a la altura ninguno, empezando por mi parte. Esta afición no se merece la desangelación del primer tiempo. En la fase ofensiva no hemos estado tan mal, pero atrás hemos concedido contragolpes de la nada. Por quedarme con algo positivo, hemos reaccionado muy bien en el segundo tiempo, con veinte minutos apabullantes, incluso para haber remontado, porque ha sido ocasión tras ocasión, pero solo nos ha entrado una. Luego hemos pagado el cansancio”, añadía Zurimendi. “La diferencia ha sido de actitud. El equipo ha reaccionado por orgullo”. “Pedir disculpas en nombre del equipo y en el mío propio”, concluiría el técnico del Charles.

El partido comenzaba con dos oportunidades para el Promesas, con un disparo a los dos minutos que despejaba Ángel Díez y un remate de Ricoy recibiendo solo un centro lateral, evitando Ángel el gol con una buena salida. El Laredo llegaba arriba, pero los centros al área no encontraban rematador. El partido transcurría con un ritmo lento, poco habitual en San Lorenzo esta temporada, hasta que en el 17’ un error en un balón atrás dejaba solo a López Pinto, que encaraba al portero local al que batía por bajo. El Laredo estaba lejos de la actitud mostrada durante la temporada. En el 25’ llegaría la primera ocasión del Charles, recibiendo Adri Carrión de Cañizo para encarar al portero rival que salvaba con los pies el disparo. Un minuto después, en un balón dividido, Musy enviaba por arriba rozando el larguero. Para colmo de males, Felipe pedía el cambio por lesión a la media hora de juego, entrando Mikel en su lugar.

Se llegaba al minuto 36 cuando en una contra el balón le llegaba a Ricoy, que hacía el segundo. El Charles reaccionaba tres minutos después con una gran ocasión. Un centro lateral de Diego Marta lo remataba en plancha Cañizo, a bocajarro, sacando el portero. Poco antes del descanso llegarían otras dos contras del Promesas similares al segundo gol encajado, producto de pérdidas locales en la salida, pero Molina se encontraba con Ángel Díez y Ricoy remataba desviado, sin poder sentenciar el encuentro, finalizando el primer periodo con 0-2, sin acierto arriba y desconocidos atrás, otorgando demasiadas facilidades al rival.

El segundo tiempo comenzaba con la incorporación de Luis Pareja y Jesús Puras, con molestias durante la semana, que sustituían a Sebas y Cañizo. Transcurrido un minuto pudo recortar diferencias el Charles, con un centro de Edu desde línea de fondo al segundo palo, donde Ojeda, solo, remataba alto. Poco después un centro de Mikel lo remataba Nates deteniendo Óscar López. No se desanimó el atacante del Laredo, que segundos después se aprovechaba de un error en la salida de balón visitante para meter la puntera y enviar el balón dentro para recortar diferencias, estrenándose David Nates esta temporada en la faceta goleadora.

A partir de ahí ofreció el Laredo otra imagen, con veinte minutos de buen juego, disponiendo de suficientes oportunidades para haberle dado la vuelta al marcador, pero adoleciendo de la eficacia goleadora necesaria, refrendando el lastre principal del equipo esta temporada. Una falta al segundo palo la metía al centro Santamaría, rematando primero Pareja y después Carrión, con sendos rechaces del cuadro burgalés. Un remate de Musy y otro de Nates los detenía el portero. Un remate de cabeza de Mikel a la base del poste lo sacaba bien a córner el portero visitante. Tras recibir de Nates Mikel remataba solo, rechazando de nuevo el guardameta. El Laredo lo intentaba por todos los medios, pero no se lograba el empate, ante la desesperación de jugadores y aficionados. Las fuerzas iban mermando y el buen juego se iba diluyendo. Sanmi, también con molestias durante la semana, sustituía a Musy y Edu veía su segunda amarilla siendo expulsado en el 80’.

Poco antes del final, Jesús Jiménez sentenciaba el duelo subiendo el 1-3 al video-marcador. Triste final en San Lorenzo, a pesar de lo cual los aficionados rojillos despidieron al equipo con una gran ovación para agradecer el esfuerzo de la plantilla durante la temporada.

El próximo partido, y último del campeonato, se disputará el domingo 14 de mayo a las 12:00 horas, visitando al Ourense CF.

Triste despedida
Comentarios