sábado 28/5/22

El doble compromiso del CV Torrelavega en el fin de semana no comenzó de forma positiva para los intereses del conjunto cántabro, ya que el líder imbatido como local, el Madrid Chamberí, no dio opciones a las de José Ignacio Marcos, imponiéndose por un claro 3-0.

Un problema informático retrasó aproximadamente quince minutos el inicio del choque y de inicio fue mucho más efectivo el equipo local, que con dos saques directos de Luna Silberstein que situaron rápidamente un 6-0 en el luminoso. Torrelavega peleaba en defensa, pero no encontraba el camino en ataque, así que la ventaja del conjunto capitalino no se reducía, lo que obligó al técnico visitante a agotar sus tiempos muertos tras el 13-4 favorable a Madrid Chamberí.

Aunque las jugadoras cántabras se esforzaban, el primer clasificado del Grupo A de la Superliga no daba opciones a las rivales, por lo que el desenlace del primer parcial fue a su favor, por un elocuente 25-11 que evidencia la efectividad en ataque del Madrid Chamberí.

Tras ese inicio poco halagüeño, el CV Torrelavega consiguió mostrar una imagen de mayor solidez en el arranque del segundo set, con acciones positivas en ataque para Guilenne Vallines y Vicky Cubero que ponían el 2-2. Pero el potencial al saque del líder salió a relucir rápidamente y primero con Anais Álvarez en el servicio y después con María Elizaga, consiguieron de nuevo estirar el marcador al 13-3, que ponía contra las cuerdas al CV Torrelavega.

Pero en un momento tan complicado del encuentro, el equipo cántabro sacó fuerzas de flaqueza para tratar de contrarrestar la superioridad local y tras un saque directo de Julia Gutiérrez, una buena acción de Aroa Sánchez, dos grandes remates de Guilenne Vallines y un saque directo de Lidia Da Cuiña, el marcador pasó a un 15-10 más esperanzador para el CV Torrelavega. Aunque Madrid Chamberí seguía resolviendo, Torrelavega creía con Carolina de San Pablo liderando en defensa y tras un gran remate de Cristina Hermosa el 18-14 mantenía vivas las ilusiones cántabras, que crecieron aún más cuando Aroa hizo el 19-16.

Vanessa Flor entró en acción en este tramo del choque, con remates difíciles de responder y aunque Vallines hizo el 21-18, el Madrid Chamberí puso la directa con su atacante brasileña, que puntuó con potencia en varias acciones consecutivas, lo que unido al acierto al saque de Alejandra Olalla finiquitó el segundo parcial con el 25-18.

Ese ritmo endiablado del tramo final del segundo set consiguió mantenerlo el Madrid Chamberí en el tercero, haciendo un parcial de 11-3 de inicio que obligó a José Ignacio Marcos de nuevo a buscar la reacción en un tiempo muerto. También buscó revulsivos desde el banquillo el técnico visitante, con la entrada de Carla Salazar, en esta ocasión en labores de recepción y de la colocadora Ángela Manzanedo, pero el cuadro local impedía cualquier atisbo de reacción.

Pese a todo, Aroa tiraba de orgullo en la red para anotar en dos ocasiones consecutivas (18-7), pero el líder daba otro arreón para cerrar el choque imponiéndose por 25-11. Derrota por la vía rápida para descansar y a la vez empezar a pensar en el duelo del domingo, ante el colista, el Voley Sanse Live Vuvuzela, que también sufrió la decepción de una derrota por 0-3 ante RGC Covadonga en la jornada sabatina, por lo que catalogar de final lo que viene a partir de las 13:00 horas para sanseras y cántabras se antoja corto.

MADRID CHAMBERÍ: Alejandra Olalla, Luna Silberstein, Vanessa Flor, Sofía Bulgarella, María Elizaga, Marta Beltrán y Raquel Goas (líbero) - equipo inicial - Alejandra Díaz (líbero), Yoana Pirotska, Ariadna Orozco, Martina Corral y Anais Álvarez de Granada.

CV TORRELAVEGA: Lidia Da Cuiña, Guilenne Vallines, Victoria Cubero, Cristina Hermosa, Julia Gutiérrez, Aroa Sánchez y Carolina de San Pablo (líbero) - equipo inicial - Carla Salazar y Ángela Manzanedo.

SETS: 25-11, 25-18 y 25-11, en 1 hora y seis minutos de partido.

ÁRBITROS: Casimiro López Jurado y Sergio Gómez Hernández.

Comentarios