jueves. 13.06.2024

La 15ª edición de Los 10.000 del Soplao celebra este sábado en Cabezón de la Sal su día grande, conocido como 'El infierno cántabro', con la disputa de las pruebas de bicicleta de montaña, maratón, ruta a pie, ruta adaptada y combinada (bicicleta de montaña + maratón), en las que han tomado parte más de 5.000 deportistas.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha dado el pistoletazo de salida a la prueba y ha destacado el nuevo éxito de participación de esta iniciativa que atrae cada año a Cantabria a cientos de visitantes y que desde sus inicios en 2007 se ha convertido en el evento deportivo más multitudinario de la región y en todo un referente a nivel nacional; en la que la organización espera alcanzar este año los 6.000 participantes.

El presidente ha estado acompañado en el tradicional encendido de la traca de salida, que ha tenido lugar en la Avenida de Cantabria, por los consejeros de Presidencia, Paula Fernández, y de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco; el alcalde de Cabezón de la Sal, Víctor Reinoso, y el director de la prueba, Jesús Maestegui, entre otros. Posteriormente, Revilla se ha desplazado a Ruente para animar a los participantes en pleno recorrido.

Además de las pruebas anteriormente mencionadas y la de parapente, en la jornada de hoy se producirá la llegada de la prueba de ultramaratón, que arrancó en la noche de ayer.

La competición continuará los dos próximos fines de semana con la disputa de las modalidades de bicicleta de carretera (3 de junio) y natación en aguas abiertas (10 de junio).

NOVEDADES

Como novedades de esta edición, que ha vuelto al formato tradicional previo a la pandemia del Covid, destacan la modificación del recorrido de la prueba de bicicleta de montaña (150 kilómetros), que congrega a casi la mitad de los inscritos.

Esta vez el itinerario incluye dos pasadas por el Negreo, por dos vertientes distintas, así como las subidas a El Moral, Fuentes, Ozcaba, Venta Vieja y Monte Aa. La ultramaratón también incorpora cambios este año.

Mientras que los participantes de la prueba de 75 kilómetros completarán el mismo perfil que en 2022, los inscritos en la opción de 110 kilómetros variarán el recorrido una vez superado el pueblo de Saja para dirigirse a Ozcaba, desde donde descenderán a la Ermita del Carmen (Bárcena Mayor) y, de ahí, iniciarán la ascensión al Pico del Tambuey, de 5 kilómetros de longitud y más de 700 metros de desnivel.

Las pruebas de maratón y ruta a pie, de 46 kilómetros, discurrirán por el Cortafuegos, el Toral y El Cerezo, como principales dificultades, mientras que la combinada consta de una parte en bicicleta de montaña de 68 kilómetros y, de seguido, la maratón.

Ambas modalidades, ultramaratón y maratón, aportarán puntos clasificatorios a quienes finalicen la prueba y aspiren a participar en el sorteo de plazas de la prueba más prestigiosa del mundo, la Ultra Trail du Mont Blanc.
En cuanto al resto de disciplinas, la ruta adaptada, dirigida a personas con discapacidad, se divide en dos alternativas de 9 y 28 kilómetros.

La primera de ellas ofrece la posibilidad de participar a menores de edad, acompañados de un adulto, con el objetivo de inculcar el espíritu del Soplao a los más pequeños y que las familias puedan disfrutar de esta fiesta del deporte.

Por su parte, la modalidad de parapente de precisión se ha trasladado este año a Ruente. Los participantes iniciarán el vuelo desde una ladera cercana y aterrizarán en la finca de La Nogalera, en pleno casco urbano.
 

Los 10.000 del Soplao, 'El infierno cántabro' para más de 5.000 deportistas
Comentarios