sábado 27/11/21

El base Sangone Niang ha llegado a un acuerdo con el club para convertirse en el quinto jugador del Grupo Alega Cantabria para esta temporada.

Niang es un jugador francés de nacimiento con pasaporte senegalés, por lo que ha disputado varios partidos con la Selección absoluta de su país. El base de 183 cm de altura tiene cierto caché. Tras jugar dos años en la  universidad de Simon Fraser, llegó a inscribir su nombre en las listas previas para el Draft 2015 de la NBA. Ahí comenzó una carrera profesional que le ha llevado, por ejemplo, al Estudiantes de Concordia argentino, al Lokomotive Bernau alemán o al Nassjo Basket sueco.

En la temporada 2017/18 llega a España para jugar en las filas del Aquimisa laboratorios Queso Zamorano de LEB Plata, en donde promedió 13,6 puntos y 4,3 asistencias por partido. Tras ese año, Niang se pasó la temporada 2017/18 jugando para equipos de la liga alemana y sueca. Es entonces cuando en su siguiente año regresa al Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano y realiza su mejor temporada hasta la fecha. Promedió 14,8 puntos, 3,6 asistencias y 3,8 rebotes, lo que le valió para estar presente en el quinteto ideal de la LEB Plata como el mejor base de toda la competición.

Tras firmar una gran temporada, consigue dar el paso a la LEB Oro de la mano del Club Deportivo Maristas Palencia aunque en diciembre de ese mismo año se marcha para incorporarse al San Sebastián Gipuzkoa Basket Club. Finalmente en enero de 2020 llega al Club Baloncesto Peixefresco Marín, donde firmó 12,9 puntos y 3,1 asistencias por encuentro.

Hablamos de un jugador espectacular y explosivo, muy determinante en las acciones de 1 contra 1. Es muy rápido y dominante en el juego de bloqueo directo ya sea para atacar el aro o asistir a sus compañeros. Siempre pendiente de todos los jugadores y maneja muy bien el tiempo de los partidos

Sango Niang en un base en progresión constante, muy rápido y con muchos puntos en las manos, sin lugar a duda, el puesto de base queda más que cubierto en el Grupo Alega Cantabria.

Comentarios