miércoles. 29.05.2024

El CD Laredo, tras el “exilio” a Castillo de las primeras jornadas, tan solo había ganado un partido en San Lorenzo esta temporada y fue el pasado 26 de noviembre ante el Oviedo Vetusta. Pocas alegrías en casa para un equipo solvente en defensa, pero con demasiadas dificultades de cara a portería para hacer justicia al juego desplegado en numerosos encuentros. Además, una situación clasificatoria preocupante que plantilla y cuerpo técnico buscaban mejorar lo más pronto posible. Así afrontaba el Charles el derbi ante la RS Gimnástica, que acudió respaldada por un gran número de aficionados, haciendo que San Lorenzo viviera un apasionado y emocionante derbi, disputado con intensidad, buen juego, pero sin la salsa del fútbol, con escasas ocasiones claras que desnivelaran la balanza. Hasta que en el minuto 92, el recién incorporado Iván Argos lograba batir a Dani Sotres para desatar la locura entre la sufrida afición pejina en un San Lorenzo de gala que volvía a bailar el Charlestón.

Comentaría Zurimendi en la rueda de prensa posterior que “ha sido un partido muy duro de trabajar y hemos tenido que ir variando la propuesta sobre la marcha. El primer tiempo ha estado muy igualado. Hemos salido bien al segundo, pero nos han hecho una contra y nos han metido miedo y hasta los cambios hemos sufrido. Luego ha sido otro partido. Hemos conseguido triangular y veía más posibilidades de vencer. Yo tenía la sensación de que podía llegar”, añadiendo que “hoy la gran diferencia ha sido la gestión del balón y que hemos combinado. Es posible que la victoria del otro día nos haya dado esa confianza que los chicos necesitaban”. “El equipo ha sabido sufrir y luego los cambios nos han dado la posibilidad de ganar”. Zurimendi, con las bajas de Felipe por sanción y Zorrilla por problemas físicos, repetía el once inicial de la victoria ante el Bergantiños de la semana anterior.

La primera mitad estuvo igualada y jugada con intensidad por parte de los dos equipos, que no asumían demasiados riesgos. Mucha lucha en todas las líneas, pero sin que se generaran ocasiones claras de gol, destacando en el tramo final antes del descanso un disparo de Jesús Puras con la izquierda tras recibir de Diego Marta en el segundo palo, que el santanderino cruzó en exceso saliendo cerca del poste, y un remate escorado de Saúl que atajaba bien David Puras.

El equipo pejino salió bien al segundo periodo, pero la Gimnástica comenzó a estirarse y a llegar con cierto peligro. Al cuarto de hora de la reanudación un disparo desde la frontal de Alberto Gómez se iba fuera cerca del palo. Zurimendi reaccionaba con un doble cambio, incorporándose Adri Carrión y Edu que sustituían a Cañizo y Sanmi. El partido se equilibraba y las llegadas al área contraria se sucedían. En el minuto 76 llegaría la mejor ocasión del partido hasta el momento, cuando un pase de Carrión desde la derecha para Carral era cortado por Bolaño enviando el balón al palo, paseándose por la línea de gol sin que llegara ningún jugador local para empujarla, faltándole al Charles esa pizquita de suerte de tantos encuentros.

Con el paso de los minutos la emoción sobre el césped y en las gradas iba en aumento con dos equipos entregados en busca de los tres puntos. En el 90’ Argos y Nates reemplazaban a Ojeda y Mikel Álvaro y dos minutos después, ya en tiempo de prolongación, una falta botada por Edu Martínez era despejada y Diego Marta volvía a meterla dentro, para que Iván Argos volviera a sacar su instinto goleador, bajando el balón y rematando para enviar el cuero al fondo de las mallas para desatar el delirio en San Lorenzo. Se supo sufrir y se supo ganar. Y en San Lorenzo se volvió a bailar el Charlestón. ¡GRANDE CHARLES!.

El próximo partido del CD Laredo será el domingo 12 de marzo a las 12:00 visitando al líder CD Arenteiro en Espiñedo. Ander Santamaría se perderá el partido por sanción al completar su segundo ciclo de tarjetas amarillas.

En San Lorenzo se volvió a bailar el Charlestón
Comentarios