sábado. 13.04.2024

La Real Sociedad Gimnástica viaja este fin de semana a Galicia para afrontar el primero de los cuatro enfrentamientos consecutivos ante equipos de la región que tendrá en este mes de marzo. La SD Compostela se presenta como una exigente piedra de toque para medir la dinámica de los torrelaveguenses, que llegan en su mejor momento de la temporada.

Después del empate sin goles ante el Marino de Luanco, el cuadro blanquiazul ha logrado imponerse en dos partidos seguidos por primera vez en este curso. Un sufrido triunfo en el feudo de la Arandina y una victoria por la mínima ante el CD Covadonga para sumar, en total, siete de los últimos nueve puntos en juego.

La Gimnástica, cuyo buen rendimiento a domicilio le permitiría ocupar la quinta plaza si solo se jugase fuera de casa, se encuentra actualmente en la decimocuarta posición con 27 puntos. Una situación muy diferente a la que tenía hace tres semanas y que probablemente le permitiría, si conquista el Verónica Boquete de San Lázaro, abandonar los puestos de descenso.

Fran Martín no podrá contar para la cita con Miguel Gándara, que cumple ciclo de amonestaciones, y tampoco con Jorge Mediavilla, Chamorro y Miguel, lesionados. Dani Sotres vuelve tras cumplir sanción y Edu Bedia podría entrar en su primera convocatoria y viajar con sus compañeros.

El encuentro de la primera vuelta en El Malecón no dejó indiferente a nadie. Siete goles presenciaron los aficionados de la capital del Besaya en la victoria visitante por tres a cuatro. Un resultado que tratarán de contrarrestar los torrelaveguenses en la capital gallega.

UN IRREGULAR CANDIDATO AL PLAY-OFF

La SD Compostela ocupa la quinta posición de la clasificación, la última que permite disputar el play-off por el ascenso, después de reponerse a un mal inicio de curso con cambio en el banquillo incluido. Precisamente fue en Torrelavega donde se estrenó Míchel Alonso, que cumplirá una vuelta al mando en la que ha logrado llevar al equipo al lugar en el que debía estar.

Sin embargo, el devenir del cuadro albiceleste es cuanto menos irregular con diez triunfos, ocho de ellos en casa, cinco empates y nueve derrotas. Tras imponerse al CD Covadonga, Ourense y Zamora mostraron su superioridad; el Fabril cayó por la mínima en San Lázaro y, en la última jornada, no pasaron del empate sin goles ante el Racing Villalbés.

Cuatro puntos de los últimos nueve en juego, siete de los últimos 15, para el cuarto mejor local de la categoría, que no quiere desprenderse de su posición privilegiada. Cuatro refuerzos invernales, y tres salidas, entre los que destaca David Grande, que firmó cinco tantos en el Marino y aún tiene que estrenarse con su nuevo equipo. Un goleador de área para complementar a los Manu Barreiro, Juampa o Parapar, que se presentan como las amenazas.

La RS Gimnástica estrena un marzo muy gallego en casa de la SD Compostela
Comentarios