domingo 29/5/22

Íñigo, el capitán del Racing 2021/22, reveló que “el pitido final ante el Celta B fue una explosión de emoción, un momento brutal porque ahí te das cuenta del ascenso”. El futbolista verdiblanco explicó que “aún estamos de resaca emocional por lo vivido el fin de semana, todo salió perfecto y pudimos celebrarlo con nuestra gente. Fue un día especial desde el recibimiento del autobús a la llegada a Los Campos de Sport, continuó durante el partido… la grada fue increíble, estuvo precioso y estamos todos muy contentos”.

El centrocampista natural de Ampuero añadió que “fue un orgullo ver tanta gente por la ciudad, por el Paseo Pereda. Había mucha gente cantando con camisetas y bufandas, mucha gente joven que quizá nunca vio al Racing en Primera, pero que se siente orgullosa y representada por el equipo. Creo que lo conseguido va más allá del ascenso a Segunda, el racinguismo se siente identificado con el equipo, se ha vuelto a ilusionar y eso hay que mantenerlo para la próxima temporada en LaLiga SmartBank”.

AMBICIÓN Y RESPETO

Íñigo, finalmente, dijo que “nos queda un mes de competición y hay que afrontarlo con ambición y respeto porque representamos a un club que tiene mucha gente detrás y es importante dar la talla. Además, también tenemos por delante el partido de campeones de Primera RFEF Footters, que es algo bonito para todos”.

Comentarios