martes. 27.02.2024

Uno siempre vuelve al lugar donde fue feliz. Y eso es lo que Jordi Mboula y Manu Hernando pensaron para regresar a Santander y prueba de ello fueron las palabras dedicadas en su presentación: es una sensación que me pedía el cuerpo, el corazón me decía que tenía que volver, por eso cuando me llamó el entrenador hicimos todo lo posible por poder volver".

Su compañero, Manu Hernando, también se unió a estas palabras: "cuando estás aquí y lo vives desde dentro, el corazón te dice que algún día vas a volver". 

Sobre su vuelta a casa, el de Granollers confesó sentirse "muy emocionado y contento. No he notado ningún cambio, llegué y parecía que no me había ido nunca”, al igual que aseguró tener “buenas sensaciones en mis primeros minutos en Lezama y ganas de volver a Los Campos de Sport el sábado".

Por su parte, el central explicó que ve "un grupo humano muy bueno y que te facilita las cosas a la hora de trabajar", además de reconocer que "cuando vuelves a un sitio en el que conoces el ambiente, la afición, el club…, siempre es más fácil". 

El extremo racinguista, además, aseguró haber visto "todos los partidos del equipo desde que empezó la temporada, la competencia nos hará mejorar y luchar porque todos queremos jugar, nos hará hacer un grupo más competitivo". Hernando, que el pasado domingo se enfrentaba a sus excompañeros, explicaba sentir "una sensación extraña, pero la mentalidad de competir y de querer ganar siempre está ahí".

“Nuestros corazones nos pedían volver al Racing”
Comentarios