martes 19/10/21
DEPORTES

“No es un drama, me recuperé una vez y puedo volver a hacerlo”

El capitán del Racing, Borja Granero, sufre una rotura de ligamento cruzado anterior, menisco externo y ligamento lateral interno de la rodilla derecha.

El capitán del Racing, Borja Granero, durante un entrenamiento
El capitán del Racing, Borja Granero, durante un entrenamiento

Borja Granero, que permanecerá siete meses de baja tras sufrir este miércoles una rotura de ligamento cruzado anterior, menisco externo y ligamento lateral interno de la rodilla derecha, ha explicado que “no es un drama, me recuperé una vez (la pasada campaña sufrió prácticamente la misma lesión en la pierna izquierda) y lo puedo hacer otra. Voy a ir a muerte, espero volver siendo mejor futbolista”.

Hay que recordar que la pasada campaña sufrió prácticamente la misma lesión en la pierna izquierda. El capitán verdiblanco, que pasará por el quirófano en los próximos días para ser intervenido por el traumatólogo Antonio Cruz, ha dicho tener la articulación inflamada y reveló que en las 24 horas transcurridas ha pasado por diferentes fases: “primero sientes rabia, aún me queda un rato al día en el que estoy enfadado con todo el mundo, pero luego me sale mi verdadero carácter y trato de llevar una filosofía optimista”.

El centrocampista de la escuadra cántabra, que ha disputado los 630 minutos jugados por el Racing en el campeonato 2016/17, ha asegurado estar “abrumado y encantado con todas las muestras de cariño que he recibido tanto de mis compañeros de vestuario, como de futbolistas de otros equipos o de aficionados. Quiero agradecer el comportamiento que la gente tiene conmigo porque sentir ese apoyo es gasolina para los meses de recuperación que tengo por delante”.

Confianza en el equipo

Granero, además, ha revelado que no está preocupado por el rendimiento que ofrecerá el equipo durante su ausencia porque “veo a mis compañeros entrenar y sé de lo que son capaces. Da igual el nombre, nadie tiene que ser mi sustituto sino que cada uno tiene que ser él mismo. Confío tanto en los futbolistas que actúan en el centro del campo como en el resto de la plantilla. Cuando regrese estarán arriba y disfrutaré del trabajo que han hecho”.

Sin embargo, el pivote valenciano que llegó a Cantabria en verano de 2013 ha añadido que “como capitán tengo mi responsabilidad y una buena oportunidad para dar ejemplo, por eso estoy deseando que me operen, me pongan la tuerca nueva y pueda empezar a rodar”.

Borja Granero ha recordado también que la primera lesión de rodilla le hizo conocerse mejor y aprender a valorar su profesión –“me hizo ver el fútbol de otra forma y disfrutarlo más”- y concluyó que su entrenador, Ángel Viadero, estará a su lado durante la recuperación: “nada más lesionarme me dijo que se trata de una ola mala pero que también es una oportunidad para demostrar lo que quiero ser. Va a ayudarme en el camino que me espera ahora, empujándome, y en el que yo voy a poner todo de mi parte”.

Comentarios