jueves. 29.02.2024

La Consejería de Educación y la Real Federación Cántabra de Fútbol (RFCF) han presentado este viernes en las instalaciones federativas el proyecto 'Chupetines', una liga escolar para niños y niñas de Educación Infantil donde el objetivo principal se centrará en el fomento de los valores humanos, el acercamiento al entorno rural y la prevalencia de la cooperación y el compañerismo por encima de la competición.

El consejero del área, Sergio Silva, y el presidente de la Federación, José Ángel Peláez, han firmado las cartas que se remitirán a 200 colegios de Cantabria de Educación Infantil para animarlos a participar en esta iniciativa. Después se abrirá una inscripción pública y comenzarán las visitas a los colegios para presentar el proyecto.

El consejero ha dicho que, además de "valiente", el proyecto encaja con muchos de los objetivos de la Consejería al inculcar "valores a los más pequeños relacionados con el respeto, la tolerancia, el espíritu colectivo y en general el conocimiento de sí mismo y de los demás en una cultura no competitiva".

Silva también se ha referido a la importancia de adquirir hábitos saludables, recordando que la educación para la salud forma parte de los currículos de Infantil y Primaria. El consejero también ha destacado del proyecto el acercamiento al entorno rural. "El 40% de la escuela de Cantabria está en el ámbito rural y que los niños tomen contacto con el deporte en ese entorno, sin necesidad de que tengan que desplazarse a las cabeceras de comarca, es una manera más amable y menos estresante para los padres", ha señalado.

Otro de los aspectos que ha valorado el consejero es que el proyecto también actúa en las familias y en los hábitos de vida saludables, que además de los inherentes a la práctica deportiva son los alimenticios, "tan importantes en el desarrollo educativo y del crecimiento". 

El presidente de la RFCF, por su parte, ha analizado la situación actual del deporte lamentando su evolución hacia los conflictos, la crispación y el clima de violencia "que puede desmotivar a los padres para animar a sus hijos a la práctica del fútbol, algo que queremos evitar".

Por este motivo la federación ha promovido esta iniciativa de la cultura del respeto y de la igualdad. Peláez ha recordado que la RFCF tiene 17.000 licencias y está dispuesta a aportar su "grano de arena" para fomentar los valores deportivos a estas edades donde lo importante es disfrutar. "El deporte sin educación no es bueno, pero la educación sin el deporte, tampoco. Conjugar ambas cosas es fundamental", ha dicho.

SIN CLASIFICACIONES

Entre las novedades de esta liga escolar destaca que carecerá de clasificaciones, fomentando únicamente la participación y el disfrute de los niños que hayan nacido en 2018 y 2019, sin tener en cuenta los resultados.

También se introduce la tarjeta blanca (fair play) para premiar gestos de deportividad entre rivales, así como la pausa de dos minutos por mala conducta si el árbitro detecta un insulto o desprecio por parte de un entrenador o espectador. Esta pausa supondrá la suspensión del partido si se produce en tres ocasiones.

Después de cada partido los participantes de ambos equipos, junto con el árbitro y los entrenadores, realizarán un pasamanos y agradecerán al público su presencia.

En el terreno de la igualdad la competición contempla que los equipos sean mixtos, sin cuotas de participación, con la obligación de que el entrenador saque a jugar a todos los componentes del equipo.

Para fomentar la importancia de la alimentación en la salud, después de cada partido se invitará a los jugadores a una merienda saludable a base de fruta y agua.

El proyecto se divide en dos partes. Una es una Liga Escolar 2024 - 2025 (Fútbol Chupetines) que se celebrará durante todo el curso, integrada por clubes y por colegios. La liga se distribuirá por zonas (Santander y Arco de la Bahía, zona del Besaya, zona oriental...) y los partidos se jugarán entre semana, cuando se pongan de acuerdo los dos equipos.

La segunda será un evento de fin de curso con exhibición de debutantes que se disputará a lo largo de un fin de semana del mes de junio. Será una fiesta que se desarrollará en una única sede (por definir) y en donde los equipos jugarán partidos cortos a lo largo del día contra el resto de los colegios, sin tener en cuenta el resultado de cada uno de ellos. Durante el torneo habrá actividades recreativas para los niños, como hinchables o actividades deportivas, además de una mascota.

Nace 'Chupetines', una liga escolar no competitiva
Comentarios