martes. 06.12.2022
BALONMANO

La Marea Naranja es una sinfonía perfecta

Oswaldo Maestro, durante un ataque del Bathco BM Torrelavega | Foto: BM Torrelavega
Oswaldo Maestro, durante un ataque del Bathco BM Torrelavega | Foto: BM Torrelavega

Normalmente, las fiestas y eventos que rodean a un partido de balonmano terminan una vez arranca la acción en el 40x20. En el día de ayer domingo, la perfecta comunión entre el Bathco BM Torrelavega y una hinchada volcada resultó en 60 minutos de disfrute para un equipo que se merecía una victoria así. Los de Álex Mozas superaron por 36 – 28 a un rival directo como el Civitas Balonmano Guadalajara en un partido para el recuerdo.

El partido comenzó con una recuperación de Mikolaj Czaplinski tras una gran defensa. Fernández y el propio polaco pudieron inaugurar el marcador, pero un imperial Marco Krimer recordó a Torrelavega el porterazo que es. Miguel Llorens aprovechó la oportunidad para acertar desde el pivote. No tardaría Alonso Moreno en empatar de lanzamiento cruzado.

Czaplinski volvió a interceptar para lanzar a Cangiani, pero el gol del argentino fue respondido por su compatriota Lombardi. La locura inundó el 40x20 con dos goles consecutivos de Fernández y Casanova para el 4 – 2. Hamzic recortó, pero el ritmo infernal naranja no daba un respiro. Casanova forzó un penalti que Krimer denegó a Fernández.

El Vicente Trueba y su más de 1.600 personas eran una fiesta con el 22 – 14

Tito Díaz empató el partido y superado el minuto 6 llegó la calma. Czaplinski superó a Krimer pero no encontró portería. Lo contrario le pasó a Falcón con Carlos Calle. A la contra, Popovic forzó otro penalti que esta vez sí transformó Adri Fernández. La infracción supuso 2 minutos para Falcón, lo que no importó a Hamzic para el 5 – 5. Más les afectó en defensa, con Cangiani encontrando un hueco enorme para anotar.

Una nueva pérdida de los visitantes volvió a ser solventada por un paradón de Krimer. Ya en igualdad numérica, el ataque de Romanillos sacó los 2 minutos a Popovic. Lombardi acertó para empatar a 6 ya en el minuto 10. El mismo argentino se fue también 2 minutos tras un golpe en la cara de Cangiani. El ataque en igualdad lo detuvo una vez más Krimer. En el otro área, y un toque de clase de Díaz ponía al Civitas Balonmano Guadalajara por delante.

Menos de un minuto duró la superioridad, lo que tardó en llegar el balón a un infalible Cangiani. Una defensa después, retornaba la ventaja naranja con una contra de Czaplinski a portería vacía. Carlos Pérez repuso la igualada desde los 7 metros. Dos ataque relámpago en cada lado pusieron el 9 – 9. El recién ingresado Dani Ramos forzó el penalti con un reverso de torero. Fernández acertó otra vez.

Dos pérdidas de los visitantes resultaron en sendos aciertos del mismo Fernández y de Cangiani. El 12 – 9 cuando llegábamos al minuto 18 obligó a Requena a pedir tiempo muerto. A la reanudación, Romanillos redujo a 2. Un lanzamiento desviado de Moreno resultó en el 12 – 11, obra de Oliveira. Cangiani, otra vez Cangiani, evitó el conato de crisis. Carlos Calle levantó al Trueba con una doble intervención, pero el contraataque naranja no llegó a buen puerto.

Lombilla recuperó la posesión y el Bathco BM Torrelavega apostó por la calma. Colunga orquestó un ataque que Oswaldo Maestro desde el extremo. En la otra portería, Carlos Pérez se encontró con Calle desde los 7 metros para delirio de Torrelavega. El madrileño se acercaba cada vez más a la mejor versión suya que enamoró al Trueba el pasado año.

No convirtieron los naranjas y Hamzic sí que lo hizo de penalti, 14 – 12. Un lanzamiento al palo de Maestro devolvió la bola a los castellanomanchegos. En la siguiente defensa, Serrano marchó 2 minutos al banquillo, pero los visitantes no lograron aprovechar la superioridad. Entramos así en los últimos 5 minutos del primer tiempo, con la contemporización de Nicolai Colunga.

El ataque aceleró al llegar a un Ramos que superó a Krimer. Los visitantes consiguieron otro penalti en el que Mijuskovic tampoco pudo detener a Hamzic. La fluidez del Bathco BM Torrelavega resultaba superior y los movimientos de la primera línea habilitaban siempre a Dani Ramos en una ubicación o en otra. El gallego hizo dos goles consecutivos para poner el 17 – 13.

Así, y con el candado echado en la portería de Carlos Calle, Álex Mozas pidió su primer tiempo muerto para planear el ataque del último minuto. Acertó la pizarra, con Maestro recorriendo hasta el mismo área y superando a Krimer. Tras una férrea defensa final, la bocina mandó el partido al descanso con 18 – 13 en el marcador.

El decimonoveno gol naranja de la mano de Jorge Prieto inauguró la segunda mitad. Tras una recuperación, Maestro manejó una contra perfecta para asistir a Cangiani, 20 – 13 en el primer minuto de segundo tiempo. Hamzic despertó a los suyos de penalti. Casanova reventó la portería para el +7. Un paradón de Carlos Calle lanzó la misma operación anterior de Maestro para Cangiani.

El Vicente Trueba y su más de 1.600 personas eran una fiesta con el 22 – 14. Y si era posible, lo era más aun tras otra parada de Calle. Tras un inicio sufrido, Torrelavega y su escuadrón estaban disfrutando de un merecido partidazo. La Marea Naranja no paraba de fluir cuando Maestro superó a Krimer con un roscón.

Superado el 35, y tras otro ataque con atasco, Requena pidió tiempo muerto. No había sonado la bocina del minuto y los naranjas ya estaban colocados para defender. A punto estuvo de recuperar Casanova, pero Hamzic se hizo con ella y sacó los 2 minutos al argentino. Romanillos aprovechó para recortar a 8. La desventaja era grande, pero bien sabe el Bathco BM Torrelavega que aquí nadie se rinde. La recuperación de Lombardi le permitió anotar a puerta vacía.

Fernández, cabreado tras su pérdida, levantó al Trueba para poner el 24 – 16. Lombardi volvió a intentarlo pero dio con el larguero. El astuariano respondió en la otra portería anotando de penalti. Tito Díaz quebró a Adrián para anotar. La siguiente defensa dio con Marcos Dorado, otro exnaranja, sufriendo una exclusión. Casanova se vio solo, pero topó con su amigo Krimer. Maestro rascó una falta en ataque que permitió a Carlos Calle, con toda la tranquilidad del mundo, acertar de puerta a puerta. La ventaja, que rondaba siempre los 8 goles, generaba una atmósfera muy favorable para el juego naranja. La tranquilidad permitía encontrar mejor los huecos, incluso con genialidades como el quiebro de Maestro a Lombardi.

Una recuperación del brasileño permitió a Prieto poner el +10 para desesperación de Requena, que volvió a parar el partido. No alivió el parón a los suyos, metidos ya en barrena. La ventaja ascendió hasta los 12, 30 – 18. Solo Alberto Díaz, máximo goleador de los suyos y auténtica estrella, era capaz de superar el inexorable muro naranja.

Los últimos 15 minutos de partido fueron un vaivén de goles, un goteo constante que mantenía la ventaja local alrededor de los 10 tantos. Jugadores como Serrano, Villoria o Czaplinski completaron minutos de calidad acompañados de goles. Todo ello protegido por un Carlos Calle empeñado en no dejar pasar una.

El bocinazo final llegó con 36 – 28 en el marcador, con una parada de Calle en el último lanzamiento y con una explosión de alegría de un Vicente Trueba ansioso por un día como este. La victoria asienta a los naranjas en la zona media con 6 puntos. Los naranjas disputarán su próximo partido el sábado que viene en Logroño a las 17:30 horas.

FICHA TÉCNICA

Bathco BM Torrelavega. Carlos Calle (1), Mile Mijuskovic; Dani Ramos (4), Facundo Cangiani (7), Martí Villoria, Mikolaj Czaplinski (3), Jorge Prieto (3), Ivan Popovic, Borja Lombilla, Adrián Fernández (9), Dani Serrano (1), Fabrizio Casanova (2), Oswaldo Maestro (4), Alonso Moreno (2) y Nicolai Colunga.

BM Guadalajara. Daniel Santamaría, Marco Krimer; Francisco Lombardi (4), Haitz Gorostidi (1), Manuel Catalina, Jorge Romanillos (3), José Luis Román (1), Fabio Rocha, Carlos Pérez (2), Miguel Llorens (1), Marcos Dorado (1), Kemal Hazmic (6), Alberto Serradilla (1), Francisco Oliveira (2) y Alberto Díaz (6).

Parciales

4 – 3, 6 – 5, 9 – 9, 13 – 11, 14 – 12, 18 – 13, descanso

23 – 14, 25 – 17, 29 – 18, 32 – 22, 35 – 25, 36 – 28, final

Árbitros: Fernanda Espino y Víctor Navarro (C.A. Canarias)

Comentarios