lunes. 26.02.2024

El delantero del Racing, Cedric Omoigui, que volvió a jugar ante el Sporting casi cuatro meses después de pasar por el quirófano y fue aclamado por la afición cuando salió a calentar y posteriormente al terreno de juego (El Sardinero presentó, con 18.402 espectadores, la mejor entrada del curso), explicó que fue “un momento muy especial, pues noté el calor de la gente, me hizo mucha ilusión. En ese momento se me pasaron muchas cosas por la cabeza, pero sobre todo que había valido la pena cada entrenamiento que hice para poder vivir ese instante con la afición y con mis compañeros”.

A nivel personal, el delantero reconoció que “encontré el lado bueno de la lesión, me ha hecho más fuerte a nivel mental, ahora tengo que adaptarme y volver a ser el jugador que he sido siempre”. Al mismo tiempo, el racinguista explicó que “tengo que intentar superarme, encontrarme de nuevo y es más fácil si el equipo está en este estado de forma porque eso también ayuda a que la moral de todos sea alta”.

Sobre el próximo compromiso en Mendizorroza ante el Deportivo Alavés (sábado 21– 21:00 horas), Cedric reveló que “no hay partidos fáciles en esta categoría. Es un equipo que viene de no haber estado del todo bien, pero que seguramente con su afición y después de las positivas sensaciones que dejaron en el partido ante el Sevilla FC tendrán ganas de hacerlo bien. Nos vamos a encontrar un partido difícil con mucho ambiente, pero nosotros allí también tendremos el apoyo de nuestra gente, estamos en un buen momento y queremos seguir así”. "No es una final pero cada partido es muy importante, no sabemos dónde está el punto que nos va a hacer quedarnos fuera del descenso, tenemos que luchar porque es un equipo que está arriba y seguir compitiendo contra todos los equipos”, añadió.

En cuanto a la adaptación al cambio de modelo de José Alberto, Cedric dijo que “me va bastante bien porque el entrenador busca que combinemos en corto y con gente que busque el espacio, pero creo que es el idóneo para jugadores como yo a los que nos gusta el juego combinativo. Estoy contento porque tenemos laterales que van hacia delante y eso permite que más compañeros se metan por dentro y nos faciliten más”.

“Me he hecho más fuerte mentalmente, ahora tengo que volver a ser el jugador de siempre”
Comentarios