miércoles 19/1/22

El expresidente del Racing de Santander, Ángel Lavín ‘Harry’, ingresará en prisión por la condena de dos años y nueve meses tras la querella criminal presentada por la Asociación de exjugadores del club verdiblanco por su gestión. Querella en la que también estaba incluido Francisco Pernía, igualmente por su papel como presidente del equipo.

‘Harry’ ha agotado la vía judicial después de que el Tribunal Supremo haya resuelto este jueves no admitir el recurso que presentó contra la condena que le impuso en su día la Audiencia Provincial, lo que convierte la sentencia en firme. Salvo un hipotético recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional que tendría que ser admitido, el expresidente racinguista terminará ingresando en la cárcel.

La primera sentencia se produjo en 2019, cuando el Juzgado de lo Penal nº1 de Santander le condenó a tres años y medio de prisión y 216.400 euros de indemnización por administración desleal durante el año y medio que estuvo al frente del Racing. La sentencia fue recurrida ante la Audiencia Nacional, que en 2020 confirmaba la condena pero rebajaba los términos, dejándola en los definitivos dos años y nueve meses, además de la cuantía de indemnización, que no varió ni un euro.

Comentarios