viernes. 23.02.2024

Con un ambiente de excepción ante 1.750 espectadores en un Vicente Trueba que se engalanó para una de las fiestas del baloncesto del año, en un partido cargado de actos y espectáculo, Grupo Alega Cantabria no consiguió sumar la victoria, pero sí sensaciones en un arranque de temporada en el que los de David Mangas cada vez carburan mejor, ante la llegada del segundo tramo de esta primera vuelta, y en un arranque de temporada que está siendo extremadamente complejo por las lesiones.

Un pabellón que presentó un color excepcional, con más de 300 aficionados burgaleses que posteriormente compartieron fiesta con la Peña La Canasta y con el resto de afición torrelaveguense, y que sin duda alguna, fue el colofón a una gran jornada baloncestística en el día de hoy.

Lo que parecía que iba a ser un partido al que la afición le costaría entrar, en menos de 10 minutos se enmendó, y el Vicente Trueba lució un prácticamente lleno, en un encuentro en el que sólo quedaron unos 250 asientos libres en el fondo, y con una grada que alternó el blanquinegro torrelaveguense con el azul burgalés.

Una jornada deportiva, donde los más de 1.750 aficionados presentes en el Vicente Trueba, pudieron disfrutar de las distintas actividades organizadas a tal fin: exhibición de las chicas de cantera de La Paz Torrelavega, duelo entre aficiones (La Canasta vs Andrés Montes) en el concurso de Farmatrebol, Sofá Mimoondo, Concurso de Tiro de medio campo de Rentas y Capitales, y como guinda al pastel, actuación de uno de los mejores músicos torrelaveguenses en liza, Fonso Blanco: cantante, guitarrista, solista, compositor…pero ante todo, talento.

Los de David Mangas salieron al encuentro con mucha intensidad, contestando de forma rápida a los primeros puntos de Longevida San Pabl0 Burgos, aunque los visitantes, rápidamente abrieron la primera brecha del encuentro (2-7), puntos que recortaron Matej Radunic y Vlad Voytso con sendos mates para el 6-7 en los primeros tres minutos de partido. Si algo tenía claro Lolo Encinas era que la salida del partido tenía que ser con intensidad y concentración, cuestión que también tenía clara David Mangas: intensidad y concentración.

Los de Encinas abrieron una nueva ventaja en el electrónico, fruto del intenso trabajo defensivo de la estratosférica plantilla con la que cuenta el cuadro burgalés, y se marcharon hasta el 6-16 en un atasco torrelaveguense en ataque, con 5 puntos consecutivos de Jiménez. El 0-9 de parcial fue contestado con puntos de Mirza y Agus, que acercaron al cuadro local hasta el 12-18 en una nueva buena racha anotadora, demostrando que Grupo Alega Cantabria pelearía hasta el final.

Un nuevo crash del ataque local, dio aire a los burgaleses que forzaron un 0-6 que rompió Derrick Walker (14-24), y remató el propio Derrick con otros dos más, en un cuarto en el que los 8 puntos de ventaja quizá se antojaban excesivos para lo visto en un cuarto, en el que los torrelaveguenses no fueron capaces de forzar ninguna falta al cuadro visitante.

El segundo acto, comenzó con un acercamiento de la mano de Urban Klavzar, que con 5 puntos consecutivos sellaba el 21-24 en el marcador, al que contestó una de las figuras de la mañana: Ignacio Rosa, con un triple. No se arrugó el cuadro torrelaveguense, que fue capaz de forzar la igualada en un nuevo arreón plagado de carácter y coraje, aunque el propio Ignacio Rosa volvió a endiñar un mazazo a la moral local con un nuevo triple. Derrick Walker volvió a sumar, pero Ignacio Rosa, en su tercer triple y cuarto triple consecutivo, dilapidó las opciones cántabras de remontar: 29-36 y a seguir remando.

De ahí al descanso, alguna que otra canasta, para el 33-42 final de un cuarto en el que Rosa se lo pintó gris a los jugadores cántabros. En el tercer acto, los torrelaveguenses salieron a intentar remontar un partido que se había vuelto en contra. Momento de Mirza Bulic y de Spencer Littleson, que subieron a los torrelaveguenses hasta el 39-44 buscando unos nervios en el rival, que no llegaron: Lapornik puso tierra de por medio con un tiro en suspensión, que contestaron Mirza Bulic y Agustí Sans con sendas canastas similares (43-46). Parecía que entraba el cuadro cántabro en el partido, hasta que Fisher nuevamente puso tierra de por medio.

Spencer Littleson asistió a Agustí Sans para sumar un triple clave (46-48) para las esperanzas cántabras, y Matej Radunic remató la faena, en una nueva remontada local: 48 iguales, y tiempo muerto burgalés. Y tras varios envites a uno y otro lado… apareció de nuevo Rosa, para su 5º triple de la mañana, que supuso un nuevo mazazo a los cántabros (52-59). Nuevamente a luchar y a pelear, a base de tesón y de esfuerzo, para conseguir ponerse con un 57-61 que cargaba de esperanzas a los cántabros… hasta que al borde del final del tercer cuarto, un 3+1 a Gonzalo Corbalán abría una brecha para que los burgaleses aventajaran en 8 puntos a los cántabros. Una brecha demasiado amplia para como estaba deviniendo el partido, que supuso el mazazo definitivo a la moral torrelaveguense y que cerró prácticamente el encuentro.

A partir de ahí, en el cuarto periodo, los visitantes se fueron a más de 10 puntos de ventaja, cerrando cualquier esperanza local, y acabando con un encuentro en el que los cántabros dieron buenas sensaciones y pelearon hasta que las fuerzas llegaron ante uno de los serios candidatos al ascenso esta temporada.

Grupo Alega Cantabria compite de tú a tú ante San Pablo Burgos pero no es suficiente
Comentarios