sábado 4/12/21

La Gimnástica regresó a la senda de la victoria este domingo al derrotar al Colindres, que alarga su mala racha y ya son ocho partidos consecutivos sin sumar. Un triunfo que sirve a los ayer locales para aumentar su ventaja al frente de la tabla y dejar al segundo, la Cultural de Guarnizo, a cinco puntos, y aleja a los visitantes de la permanencia.

Pablo Casar apostó por una línea de cuatro defensas, tres centrocampistas y tres hombres de ataque para asediar la portería rival y desde el primer minuto consiguió su objetivo. Aún no habían pasado 60 segundos cuando Somavilla tuvo la primera del encuentro en un remate blanco que atrapó Rubén. Héctor Marcos, dos minutos más tarde, volvió a disponer de una buena ocasión, pero su disparo se marchó desviado, como el de Altadill en el cinco.

Tras tres ocasiones erradas, en el minuto siete llegó el primero para los torrelaveguenses con una buen pase al espacio del delantero centro que dejó a Somavilla solo ante el portero. El extremo gimnástico dejó correr el balón y se escoró demasiado, lo que no le impidió definir a la perfección para batir al guardameta.

Precisamente Rubén se convertiría en protagonista del encuentro a partir de ese momento al aparecer hasta en cinco ocasiones claras de gol antes de que se cumpliese la media hora de juego. El Colindres tuvo también la suya con un disparo desviado, y la Gimnástica respondió con el segundo. La jugada se fraguó en la banda derecha con varios pases al primer toque y Héctor Marcos, con fortuna tras tocar el balón en un rival, aumentó la ventaja.

Trató de recortar distancias el cuadro visitante, pero Rafa Pedrero sacó una mano decisiva al disparo cruzado desde la frontal de un rival. Y con el 2-0 en el marcador, y la sensación de que podría haber sido un resultado más abultado, se llegó al descanso. Tras el paso por los vestuarios la Gimnástica salió con la misma intensidad y Somavilla tardó cinco minutos en sentenciar el encuentro con el segundo tanto en su cuenta particular. El centro desde la banda derecha fue preciso y el remate, picado y defectuoso, sorprendió a Rubén, que no pudo repeler el balón.

Comenzó entonces el carrusel de cambios con la entrada de hombres de refresco y el regreso, tras varias semanas, de Héctor Tirado, pero el equipo no perdió ni un ápice de ritmo. Dani Álvarez pudo marcar uno de los goles de la temporada tras dejar atrás a dos defensas dentro del área, pero su disparo se marchó por muy poco. Fer y Basurto protagonizaron las últimas buenas ocasiones de un partido sentenciado.

El 3-0 deja a la Gimnástica aún más líder y con la mirada puesta en su próximo compromiso, que será el sábado en El Ansar de Cartes a partir de las tres y media de la tarde. El Colindres queda en última posición con los mismos cuatro puntos con los que llegó al encuentro y a cinco de la salvación.

Comentarios