jueves 21/10/21
FÚTBOL

La Gimnástica se despide de la Copa RFEF con un castigo demasiado severo

Durante el partido
Durante el partido | Foto: RS Gimnástica

La Real Sociedad Gimnástica llegaba a estos octavos de final de la Copa RFEF como teórica favorita después de firmar un mejor arranque que su rival en el día de ayer, la Sociedad Deportiva Leioa. Sin embargo, esa condición fue quedando en el olvido al tiempo que el cuadro vasco firmaba cada uno de los cuatro tantos que le dieron la victoria y el pase a cuartos.

Pablo Casar apostó por un once sin grandes sorpresas más allá de las suplencias de Luis Alberto en el centro del campo y de Dani Álvarez en el ataque. El partido comenzó sin excesivas emociones, con dos equipos tratando de hacerse con el dominio de la pelota para aproximarse a la portería rival, algo que no pasó hasta superado el Ecuador del primer tiempo.

Fue entonces cuando la Gimnástica dispuso de la ocasión más clara hasta el momento con un centro de Vitienes que Carlos Tobar remató con elegancia para obligar a Unai Llorente a lucirse para enviar el balón a córner. Esa fue la única ocasión blanquiazul antes de ver como la SD Leioa respondía de la forma más dura posible, con dos golazos.

Primero fue Julen Huidobro quien aprovechó un rechace en la frontal del área para, a bote pronto, enviar el balón a la escuadra contraria de Rumenov, que se estiró sin ningún éxito. Tres minutos más tarde, recién superada la primera media hora de partido, una falta a 30 metros de la portería, a priori sin excesivo peligro, se convirtió en el segundo gracias a un golpeo brillante de Luisma Villa a la misma escuadra de la portería de El Malecón.

Los torrelaveguenses no pudieron reponerse de dos golpes tan seguidos en la primera mitad y con la lesión de Vitienes, a quien sustituyó Dani Álvarez, se llegó al descanso. El paso por los vestuarios le sentó bien a la Gimnástica, que salió decidida a buscar la remontada ante su gente.

Pablo Casar introdujo a Luis Alberto y Fer en lugar de Marotías y Camus para cambiar de esquema al 1-3-4-3 en ataque y eso permitió a los suyos aproximarse con mayor peligro a la portería rival. Unai tuvo la primera en el minuto 60, pero su remate se marchó por encima del larguero y Basurto, dos minutos más tarde, dispuso de otra buena ocasión que no llegó a concretar.

La Gimnástica pecó de falta de mordiente y puntería y, como suele pasar, tras perdonar, recibió el tercer gol de la noche. Otro gran disparo desde la frontal de David Infante que culminó una buena jugada colectiva y cayó como un jarro de agua fría en El Malecón.

Los locales no bajaron los brazos, entraron Héctor Marcos y Altadill para tratar de buscar una heroicidad, Basurto volvió a tener dos oportunidades para reducir la distancia en el marcador, pero con el desacierto se llegó a la recta final del partido.

Cuando el partido pedía a gritos el pitido final, el colegiado señaló penalti por mano de Basurto en un lanzamiento de falta y el futbolista gimnástico terminó expulsado. Julen Huidobro no falló desde los once metros y la Gimnástica se despidió de la Copa RFEF con un castigo demasiado severo para lo visto sobre el césped de El Malecón.

La SD Leioa se medirá al Racing en los cuartos de final, que tienen como premio un billete para la Copa del Rey. Por su parte, los blanquiazules visitarán el próximo domingo La Vidriera de Vioño de Piélagos para tratar de recuperar sus buenas sensaciones en liga ante el Vimenor.
 

Comentarios