martes. 16.04.2024

Con el corazón en un puño. Momentos de ansiedad, angustia, emoción… Ese era el diagnóstico de la afición del CD Laredo en el tramo final de un partido que pudo resolver en la primera mitad. Hasta que, en el 96’, un centro desde la izquierda de Aitor Abad lo remataba Carral al fondo de la red para hacer justicia en un duelo donde el Laredo dispuso del dominio y puso las ocasiones. Aunque no sin sufrimiento, con momentos donde se creció el Atlético Mineros y a punto estuvo con alguna ocasión de hacer saltar la sorpresa en San Lorenzo.

El entrenador Mario Gutiérrez comentaba en sala de prensa tras el partido que “el inicio me ha gustado mucho, hemos generado bastantes ocasiones, con las ideas claras y haciendo mucho daño. A partir de fallar esas oportunidades el equipo ha empezado a precipitarse. Luego ha costado abrir la lata. Lo hemos intentado con todo y al final un lateral izquierdo que es diestro y que juega ahí por las bajas saca el centro y Andrés, que la semana pasada se fue dolido por aquella ocasión que tuvo …. pues alegría enorme por ellos dos. Me alegro por el grupo, por los chavales. Gusta ganar así, sobre todo por verlos a ellos felices”.

El partido comenzó con gol del Laredo, materializado por Andrés Carral, pero anulado por el colegiado por fuera de juego posicional de Gomila. El Charles dominaba, controlaba y se acercaba con peligro al área rival. Rebasado el primer cuarto de hora Coke ponía el centro desde la izquierda y tras tocar en un defensor el cuero le llegaba a Carral, que disparaba desde el punto de penalti despejando a córner el portero. Tras el saque de esquina un remate de cabeza y dos disparos a bocajarro de Sanmi y Brayan eran rechazados por la zaga visitante sobre la línea.

El Charles se gustaba, controlaba el partido y todo hacía indicar que el gol estaba a punto de llegar. Un disparo desde el borde del área de Diego Marta se marchaba rozando el larguero. A la media hora de juego susto en la retaguardia. Un peligroso remate de Piqueras en el segundo palo lo sacaba a córner Ángel Díez con una gran intervención. Gomila dispondría de una buena oportunidad cuando tras robo se iba de tres contrarios en jugada individual despejando el guardameta su disparo.

En los minutos finales Diego Marta generaría otra acción de peligro, con otro disparo exterior que se iba a la cepa del segundo palo, despejando el portero con apuros por línea de fondo. La última antes del intermedio sería para los de Reocín, con una salida de Ángel Díez para tapar con acierto el remate rival.

Finalizaba una primera mitad donde el Charles se había mostrado netamente superior, en dominio, juego y oportunidades, pero sin conseguir abrir la lata por falta de acierto en unos casos, las intervenciones del guardameta en otros y la mala fortuna en los restantes.

Mejoró el Mineros tras el intermedio y, tras una oportunidad de Chopi tras regatear a un contrario y quedarse en buena posición donde se le echaron encima para robarle el cuero, un buen disparo de Adrián se iba fuera por muy poco tras tocar en la defensa rojilla y despejar Ángel.

El Mineros se crecía y se asomaba con cierto peligro, pero sin ocasiones claras, al área local. El partido transcurría entre las pérdidas de tiempo visitantes y la ansiedad y precipitación local con el paso del tiempo, intentándolo por todos los medios, pero sin generar las oportunidades claras del primer periodo. El peligro laredano se traducía tan solo en algunos disparos detenidos sin problemas. Pero los once del Charles lo seguían buscando con ahínco, con fe y entrega, ya extenuados, hasta que en el minuto 96’, entre prisas y fatiga, Aitor Abad, que en este duelo jugó en el lateral izquierdo, y tras moverla con Brayan, se sacó de la bota un grandísimo centro por encima la defensa, buscando a un Andrés Carral que sin dejarla botar la colaba con la izquierda por toda la escuadra, para delirio del equipo y de un San Lorenzo que lo celebró por todo lo alto. Sufrida y merecida victoria. ¡Enhorabuena, equipo!.

El próximo partido del CD Laredo será el sábado 24 a las 17:30 en Vallegón, visitando a la UD Sámano.

¡Con el corazón en un puño!
Comentarios