domingo. 25.02.2024

A la cántabra Itziar Abascal tan solo le separan 500 kilómetros para completar una "gesta histórica" en el mundo deporte: recorrer en tabla de salvamento los 8.000 kilómetros que separan Lima, la capital de Perú, de la isla de Moorea, en la Polinesia Francesa.

Un proyecto con fines solidarios que la deportista cántabra, que tiene un amplio palmarés internacional en salvamento y socorrismo, está a punto de culminar, junto con sus cinco compañeras de aventura, todas ellas francesas, a falta ya de menos de 500 kilómetros para llegar al objetivo.

El objetivo del proyecto es dar visibilidad a la asociación francesa Hope Team East, que persigue mejorar, a través del deporte, la salud de personas enfermas, especialmente, de cáncer. Para completar la travesía, la seis 'oceanwomans' realizan remadas de cuatro horas al día cada una de ellas, en turnos de una hora, con promedio de entre 100 y 150 kilómetros diarios, en función de las condiciones del mar.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que ha recibido este viernes en la sede del Gobierno a sus padres, José Abascal y Blanca Rivero, para hacerles entrega de una bandera de Cantabria que arrope a Itziar y esté presente en la llegada del proyecto Cap Optimist, ha destacado la "extraordinaria hazaña" en la que participa esta cántabra que, según ha dicho, "está escribiendo con letras de oro el nombre de la Comunidad Autónoma en la historia del deporte del salvamento y socorrismo".

El presidente ha firmado una bandera para la santanderina y ha mostrado su deseo de recibir a Itziar Abascal a su regreso de este reto que comenzó el pasado 4 de enero y cuya conclusión está prevista para el 25 de marzo.

Itziar Abascal Rivero (Santander, 1989) es una laureada deportista cántabra de salvamento y socorrismo, miembro de la Selección Española, que tiene en su haber, entre otros logros, varias medallas de oro en campeonatos del mundo, de Europa y de España.

La cántabra Itziar Abascal, a 500 kilómetros de una gesta histórica
Comentarios