miércoles 1/12/21

En un día en donde la borrasca Alex azotaba con fuerza toda Cantabria, se disputaba un encuentro con poco sabor. Ambiente frío el que se encontraban ambas escuadras en los Campos Sport de El Sardinero. Los Hombres de Javi Rozada llegaban al choque con unas buenas sensaciones tras la victoria en Mareo. La plantilla verdiblanca casi confeccionada en su totalidad a falta de un central afrontaba el encuentro.

Decir que los dos últimos fichajes del club cántabro Isaac Nana y Cedric Omoigui iban a presenciar el partido desde la grada. El primero ya ha entrenado con el grupo hoy por la mañana en las Instalaciones Nando Yosu.

PRIMERA PARTE

De cara comenzaba el partido para los racinguistas, ya que en el primer minuto iban a conseguir el primer gol. En una buena presión en campo contrario, y tras un disparo de Jon Ander Pérez que despeja el guardameta al travesaño, el jugador de Puente Genil, Álvaro Cejudo, conseguía batir la portería vasca. El ritmo en este inicio era bastante alto, ambas defensas se mostraban con bastantes dudas ya que cometían algunos fallos de colocación.

Tal era el correcalles que había en el partido que la igualada no iba a tardar en llegar, y en el minuto 7 tras un mal pase de Pablo Torre en el centro del campo, los blanquiazules cogían con mucha facilidad las espaldas a Villapalos y Alan se aprovechaba de dicha situación y disparaba pegando en Figueras, que hacía despistar por completo a Iván Crespo, un gol totalmente evitable.

Los aplausos del respetable los conseguía el mago de la plantilla que vestía de verdiblanco con el dorsal número diez, Don Álvaro Cejudo. El cuadro santanderino llegaba con cierta facilidad al área rival, y por ello, dispondría de varias claras oportunidades, una de ellas tras un saque de esquina de Cejudo, en el que iba a rematar a placer de cabeza Jordi Figueras y el guardameta vasco conseguía parar.

La presión que ejercían los hombres de Iñaki Alonso hacía daño, y complicaba mucho la salida del balón de los centrales locales, esa situación era un claro deber que tenía el conjunto cántabro. En el tramo final del primer acto quien estaba disputando cada balón para los intereses verdiblancos era Iñigo que recorría kilómetros para dar calidad a los jugones que estaban desaparecidos.

SEGUNDA PARTE

En el inicio del segundo acto, los actores en el tapete del Sardinero conseguían ofrecer un juego rápido pero poco efectivo de cara a portería contraria. Los Hombres de Rozada seguían muy precipitados en sus tomas de decisiones, daban la sensación de un cierto desorden en el concepto futbolístico que querían disponer.

A medida que avanzaba la segunda mitad los cántabros cometían más errores en general, sin contar algún fallo individual que debiera ser totalmente evitable. No había ayudas y cuando llegaban eran la mayoría tarde, las distancias entre líneas eran cada vez más grandes. Por todo ello, Javi Rozada en el minuto 60 iba a disponer de un nuevo sistema con defensa de tres y Villapalos por delante.

La fórmula que había empleado el técnico Rozada no acababa de dar los frutos necesarios como para que el juego racinguista se organizara un poco, ya que era una auténtica anarquía futbolística la escuadra verdiblanca. En este periodo los locales no acaban de encontrar su sitio, la presión que ejercía los vitorianos hacía sacar las carencias a los santanderinos.

El Racing en el final del partido comenzó a acusar el estado físico y el cansancio, a varios jugadores se les notaba que aún no están a un ritmo alto en un partido, por lo cual, deberán coger la forma óptima para poder llegar en perfectas condiciones el día 18 de octubre en el primer partido de liga ante Portugalete.

En definitiva, partido para tomar muchas notas y todas ellas conceptos a corregir. Estamos en pretemporada, pero el comienzo de la competición está a la vuelta de la esquina, y mucho trabajo tiene que realizar aún el asturiano para poder conseguir un equipo con las garantías suficientes para cumplir los objetivos marcados.

Racing: Iván Crespo; Diego Ceballos, Jordi Figueras, Alberto Villapalos, Pablo Andrade; Iñigo Sanz-Maza, Ismael Benktib, Pablo Torre, Álvaro Cejudo, Jon Ander Pérez, Álvaro Bustos. También jugaron: Álvaro Mantilla (min.45), Diego Mirapeix (m.60), Martín Solar (min.72), Mateo Gandarillas (min.72), Simón Pérez (min.72), Javi Siverio (min78), Dani González (min78)

Alavés B: Adrián Rodríguez; Lluis Llacer, Toni, Boubakar Keita, A. Erebbach; Abdelkabir Abqar; Víctor López, J. Rafarel Martínez, Juan Manuel Segura; Alan Godoy, Unai Ropero. También jugaron: Marco Ortega, Paul Stephane, Jaguar, J. Francisco Sobrido, Alberto Gutiérrez, Marino Illescas, Miguel Berlanga, Mircea Aexandru, George Gagua.

Árbitro: Pardeiro Puente del colegio cántabro.

Goles: 1-0 Álvaro Cejudo Min 1, 1-1 propia meta Jordi Figueras Min 7

Incidencias: Partido amistoso disputado en los Campos de Sport de El Sardinero ante el filial del Deportivo Alavés.
 

Comentarios