lunes. 15.04.2024

Amargo empate el conseguido en la tarde del sábado por el CD Laredo ante el Club Marino de Luanco, tras anotar en dos ocasiones al comienzo de la segunda mitad y teniendo el partido controlado, pero sucumbiendo en tres minutos fatídicos en el tramo final donde el equipo asturiano logró igualar el marcador para dar paso a unos alocados minutos finales donde los dos equipos tuvieron oportunidad de llevarse el partido.

El Charles acudía al encuentro, clave para sus intereses de permanencia, con cinco bajas en sus filas: Nates, Sanmi y Argos por sanción y Zorrilla y Musy por problemas físicos, completando la convocatoria, al igual que la jornada anterior, los juveniles Samu y Rubi. El punto conseguido deja al Laredo en una situación muy delicada para alcanzar su objetivo de permanencia a falta de tres jornadas, pero a buen seguro que la plantilla rojilla las disputará al cien por cien con la consigna de que ¡el Charles nunca se rinde!.

“El primer gol es una contra en la que nos hemos desajustado y no puede pasar. Antes se veía que el partido estaba cambiando el guion. Seguido hemos tenido la de Mikel Álvaro contra el portero y el equipo ha pensado que podía hacer el tercero y con un desajuste en banda nos han hecho el 2-1 y luego el empate.

Luego el partido se ha complicado muchísimo y hemos podido perderlo y luego dos ocasiones para haberlo ganado, pero no ha querido entrar”, comentó Zurimendi en rueda de prensa, añadiendo que “el equipo, habiendo gestionado un poquito mejor, hubiera sacado la victoria”.

En la primera mitad llevó la iniciativa el Laredo, bien posicionados, jugando con intensidad, combinando con sentido y acierto y sin dar opciones a su rival, ya que el Marino no generó ni una sola ocasión de gol antes del descanso.

No así el Charles, que apoyado en todo momento desde la grada, dispuso de dos buenas oportunidades para haberse adelantado y las dos con Álvaro como protagonista. Al cuarto de hora de juego con un disparo al que respondió Jure con una gran parada y en el 41’ tras rematar un buen centro de Felipe, respondiendo el portero argentino con una acertada estirada para evitar el tanto del colindrés.

Tras un esperanzador primer periodo y conscientes de la importancia de la victoria, el Laredo salió de nuevo con intensidad tras el intermedio. Cuando tan solo se había disputado un minuto de juego, un disparo de Adri Carrión se colaba en la portería visitante tras rozar en un defensor.

El Charles estaba lanzado y tan solo cinco minutos más tarde llegaría el segundo. Santamaría ejecutaba una falta que se estrellaba en el larguero y Ojeda la metía al centro del área para el testarazo de Álvaro, nuevamente al travesaño, rematando Mikel Álvaro para subir el 2-0 al vídeo marcador de San Lorenzo.

El Laredo había hecho lo más difícil. Tras la ausencia de gol en la mayoría de sus últimos partidos, en esta ocasión el botín era doble, llevando la alegría a la afición, que disfrutaba con el juego de su equipo. Y no era para menos. Los de la Costa Esmeralda no lograban dos goles en un partido desde la sexta jornada, el 9 de octubre, cuando empataba 2-2 en Castillo ante el Bergantiños.

En los minutos siguientes Mikel y Luis Pareja dispusieron de oportunidades, reclamándose incluso un penalti por mano que no señaló el colegiado. En el minuto 68 llegaría la primera ocasión visitante del partido, con un disparo de Guille Pinín en el área que se marchó fuera. El Laredo seguía presionando muy arriba y acosando el área rival. 

“Con 2-0 el equipo igual hasta se ha gustado demasiado”, diría Zurimendi en rueda de prensa. En una contra en el 76’ Nino lograba recortar diferencias con un disparo cruzado. Tres minutos después el veterano Guaya ejecutaba una falta con maestría sin que Puras pudiera hacer nada para evitar la igualada.

A partir de ahí el partido se volvió loco, con acciones de peligro por ambas partes. Un disparo de Diego Marta se iba desviado y un remate de cabeza de Guille Cueto lo detenía Puras. El Laredo volvería a reclamar otra pena máxima por mano en el área que no acordó Fernández Rodríguez y Álvaro tendría en sus botas la mejor oportunidad para desnivelar la balanza, respondiendo Jure a su remate con una parada magistral desviando a saque de esquina.

Decepción en las filas laredanas, dentro y fuera del césped. Ahora, a corregir errores y a afrontar con todas las ganas el próximo compromiso, que será el domingo día 30 a las 12:00 horas visitando a la SD Compostela.

FICHA TÉCNICA

CD LAREDO: David Puras, Pareja, Jesús Puras, Santamaría, Felipe, Diego Marta, Adri Carrión (Cañizo, 72), Álvaro, Ojeda (Sebas, 85), Mikel Álvaro y Edu (Carral, 72).

CLUB MARINO DE LUANCO: Jure, Borja (Nino, 45), Prado, Merayo (Adolfo, 21), Nacho Matador (Diego Díaz, 63), Dailos, Guille Pinín, Guaya, Lora, Cárcaba (Luis Nuño, 45) y Óscar Fernandez (Guille Cueto, 63).

Partido correspondiente a la trigésima primera jornada de liga en el Grupo 1 de 2ª Federación, disputado en el campo de San Lorenzo, con césped en perfecto estado. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de D. Hilario Vivanco Gómez “Lari”, socio nº6 de CD Laredo.

Dirigió el encuentro el árbitro gallego José Antonio Fernández Rodríguez. Mostró tarjetas amarillas a Álvaro y Felipe por parte local y a Prado y Diego Díaz por parte visitante.

GOLES:

1-0, min.46: Adri Carrión

2-0, min.51: Mikel Álvaro

2-1, min.76: Nino

2-2, min.79: Guaya

Amargo empate del Charles
Comentarios