jueves 2/12/21
FOTOGRAFÍA

La vida cotidiana de Santander a través del objetivo de Pablo Hojas Llama

El CDIS acoge desde este viernes una exposición que traslada al público a la década de los sesenta.

La vida en Santander durante los años sesenta, bajo la mirada de Pablo Hojas Llama
La vida en Santander durante los años sesenta, bajo la mirada de Pablo Hojas Llama

El Centro de Documentación de la Imagen de Santander (CDIS) acoge desde este viernes, 23 de octubre, la muestra 'Vida cotidiana. El Santander de los Sesenta en la mirada de Pablo Hojas Llama'. La exposición, ubicada en la sala Ángel de la Hoz, busca trasladar al público al Santander de aquella década a través de imágenes de la vida cotidiana de la ciudad publicadas en la prensa de la época.

Según ha informado el Ayuntamiento, los interesados podrán disfrutar de estas fotografías hasta el 24 de enero, en horario de 11:00 a 14:00 horas y de 18:00 a 21:00 horas de martes a viernes, mientras que los fines de semana y festivos será en horario de 11:00 a 14:00 horas.

La concejala de Cultura, Miriam Díaz, que ha recordado que la programación del CDIS se ha centrado durante todo el año en la figura del fotógrafo profesional Pablo Hojas, ha explicado que este espacio quiere cerrar el año con un homenaje al segundo de la saga Hojas, Pablo Hojas Llama (1914-1991)

Así, el público podrá contemplar una selección de fotografías de prensa con imágenes del día a día de la ciudad: la poda de los árboles, las lluvias torrenciales y sus inundaciones con tablones en la calle para poder caminar sobre ellos, el verano con la playa y el auditórium, la Navidad y los sorteos de cestas por la radio, los aguinaldos a la policía municipal, las partidas de dominó en el bar, las colas para beber agua en la pequeña fuente de los jardines de Pereda o las que se hacían para sacar las entradas para el FIS, entonces en La Porticada.

Se trata de una exposición pensada para despertar recuerdos de todos los que vivieron esta época y para mostrar una parte de nuestra historia más reciente como ciudad.

Comentarios