sábado. 02.03.2024

La geisha esperaba a su esposo rodeada de novelas de Yukio Mishima después de haber amenizado un banquete de empresarios. Seguía maquillada y con su atuendo tradicional. Él abrió la puerta y le enseñó un cedé. "Es tu cumpleaños y te compré la banda sonora de 'Merry Christmas Mr. Lawrence' compuesta por tu admirado Ryuichi Sakamoto". "Oh, sabías que no tenía este disco", le contestó agradecida.

Mientras escuchaban esa música la geisha se desvanecía. Había ingerido veneno de un pez globo fugu. "Mi amor ¿qué te pasa?" Y ella respondió con sudores fríos: "Me muero, pero también he envenenado a los hombres del banquete. Me han violado, uno detrás de otro. Soy indigna de ti". Cerró los ojos y la mano derecha descubría una flor de loto.

Tragedia de una geisha
Comentarios