viernes. 19.04.2024

WOTP. Esas cuatro letras han sido uno de los elementos más vistos por las 23.000 personas que disfrutaron, cantaron y bailaron al ritmo que marcó la banda británica Muse en los Campos de Sport de El Sardinero. Dos horas de música ininterrumpida y de un espectáculo que no suele verse en Santander, ciudad que vibró con el rock y disfrutó con un juego de luces, fuego y elementos sobre el escenario.

Y como no podía ser de otra manera en un tour titulado como su último disco, el grupo comenzó el espectáculo con ‘Will of the People’ dibujando con fuego sobre el escenario las iniciales de la canción (WOTP). Era el preludio de lo que estaba por llegar. Con un público entregado, la banda formada por Matt Bellamy, Christopher Wolstenholme y Dominic Howard dio un recital marcado por un ritmo frenético con muy pocos momentos de pausa.

Muse demostró que su música, y lo que ofrecen en directo, juega en una liga muy diferente. Más allá de las luces y las pantallas que permitieron disfrutar del concierto a los más alejados del enorme escenario, la banda obsequió a sus fans con un relato audiovisual único, incluyendo personajes de los videoclips de su último disco y grandes figuras que coronaban ese gran escenario con pasillo incluido. Figuras, dicho sea de paso, que lejos de quedarse estáticas, formaron parte de las canciones que llenaron durante 120 minutos el estadio y sus alrededores.

Evidentemente, dos horas dan para mucho, pero no son suficientes para repasar los grandes temas de los nueve discos de la banda. Por supuesto, el último, ‘Will of the People’, fue el que dejó más canciones, desde ‘Compliance’ hasta ‘We Are Fucking Fucked’, pasando por ‘You Make Me Feel Like It’s Halloween’ (con videoclip repasando algunos de los clásicos del terror incluido) o ‘Kill or Be Killed’.

Sin duda, uno de los elementos más característicos del concierto fue la mezcla de sonidos que caracteriza a la banda, y que no se perdió en ningún momento. Lograr combinar en un único espectáculo claves del rock más metálico, de la música electrónica y de algunas composiciones más melódicas no es sencillo, lo que demuestra por qué Muse es uno de los grupos más seguidos del panorama actual.

Y, claro está, no pudieron faltar algunos de los grandes clásicos como ‘Time is Running Out’, ‘Undisclosed Desires’, ‘Starlight’ o ‘Plug in Baby’, cerrando el concierto con la reivindicativa ‘Knights of Cydonia’.

Todo pareció alinearse para que las 23.000 almas que llenaron El Sardinero pudieran disfrutar de una experiencia única en una ciudad como Santander. Ni siquiera el tiempo, que amenazó con lluvia durante toda la noche, quiso estropear el espectáculo, hasta el punto de que la lluvia solo acompañó al ‘Knights of Cydonia’ que cerró el concierto, desatándose durante unos minutos cuando los ríos de gente abandonaban el estadio.

Santander vibra con Muse
Comentarios