sábado 16/10/21
MÚSICA

El rock’n’roll de JD McPherson suena este jueves en Escenario Santander

La actuación, dentro del ciclo Sublimes, será uno de los pocos conciertos que ofrezca en Europa.

Varios de los miembros de JD McPherson, que actúa el jueves en Santander
Varios de los miembros de JD McPherson, que actúa el jueves en Santander

JD McPHERSON actúa este jueves, 7 de abril, en Escenario Santander, dentro del ciclo Sublimes. Será uno de los pocos conciertos en Europa de uno de los representantes más importantes del sonido americano.

Para este estadounidense de Oklahoma el rock'n'roll es una forma de vida, la constante inspiración. Así lleva desde que descubrir a Buddy Holly le cambió la vida: ni primero el rancho familiar ni luego la universidad ni más tarde sus primeros pinitos como videoartista le desviaron del camino.

En su solapa, toda la crudeza del rock y el blues primigenio, con una estética y una ética vintage que remiten inequívocamente al rhythm'n'blues de los 40 y los 50 y a los inicios del rockabilly.

De este último estilo era la primera banda en que militó, The Starkweather Boys. Se le quedaba pequeño hacer allí de guitarrista y debutó en solitario en 2010 con "Signs & Signifiers" (producido por Jimmy Sutton, contrabajista de Mighty Blue Kings).

Salió en el sello Hi-Style, pero fue reeditado dos años después por Rounder, debido a la gran demanda y a que su público se había disparado: "es un álbum que conmocionó al mundo del retro sound y puso tiesos los tupés: escuchando sus doce canciones con los ojos cerrados y sin tener ninguna información previa sobre su autor, se viaja en el tiempo hasta ponerse ante un disco de 78 rpm".

Pero hay más. Un poderío que hace que el cuerpo se mueva, sude y vibre, que se arrastra desde Son House hasta Charlie Feathers, del blues abierto de Guitar Slim al soul de Sam Cooke. En medio, una voz fuerte controlada, a lo Gene Vincent.

En febrero de 2015 apareció su sucesor, "Let The Good Times Roll", también en Rounder, que alcanzó el #17 en las listas rockeras de USA (su debut llegó al 47), "un album sensacional, completamente" (Uncut), "lleno de electricidad y con un inmutable barómetro de constante buen gusto".

Comentarios