lunes. 17.06.2024

Hacia la gasolinera de Tarancón, las llanuras manchegas reflejan la monotonía de un paisaje que tiene su épica. Mi ángel endemoniado conduce y yo, como siempre, voy de copiloto. Escuchamos música zen, todo va bien, pero algo extraño sentimos en los asientos. De repente el cielo explota como el Big Bang. Una flecha eléctrica fulmina el coche. Me he quedado solo. Lucy está esparcida por la autovía en pequeños trozos de vísceras.

Lejos de recoger sus restos para poder enterrarlos, echo a correr sin dirección. Un caballero lunático aparece cabalgando desde el cartel publicitario de Carrefour. Don Quijote me confunde con un gigante y atraviesa mi cuerpo con su lanza. El molino de viento sigue siendo su enemigo.

Poltergeist en las llanuras
Comentarios