viernes 20/5/22
LITERATURA

Un libro recopila la historia gráfica de los astilleros de Santander

El consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, junto con el autor del libro, Paulo Armengod, y el editor, José Luis Fernández Gándara
El consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, junto con el autor del libro, Paulo Armengod, y el editor, José Luis Fernández Gándara

El consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, ha presentado hoy el libro 'Historia gráfica de Astilleros de San Martín 1878-1989', acompañado del autor, el ingeniero naval Paulo Armengod, y del editor de Tantín, José Luis Fernández Gándara.

La Consejería de Industria ha apoyado la edición del libro, de 174 páginas y con 388 fotografías, con la compra, por 5.000 euros, de 200 de los 400 ejemplares impresos que se venderán al público al precio de 30 euros.

Marcano ha destacado el valor de la publicación en cuanto supone de reconocimiento y preservación del pasado histórico de la tradición naval de Santander y Cantabria. En este sentido, ha resaltado el esfuerzo de los trabajadores y empresarios en los 111 años de la historia de Astilleros de San Martín, al contribuir al desarrollo económico de Cantabria y a su prestigio en la construcción naval.

Armengod, que permaneció en el astillero catorce años, hasta su cierre en junio de 1989, ha señalado que la actividad de estos astilleros, situados en los aledaños de Puertochico, convivió con la de todos los santanderinos, que pudieron comprobar cómo evolucionaron, de tal manera que las botaduras de San Martín "fueron un espectáculo público para los vecinos". Al respecto, ha lamentado que, treinta y dos años después de su desaparición, una buena parte de la población desconociera su existencia. En este sentido, Armengod y el editor han coincidido en señalar que el libro pretende servir de recuerdo y divulgación de los astilleros, y para ello se han utilizado los fondos fotográficos rescatados por el autor antes de que las excavadoras derribaran las instalaciones, unos 5.000 negativos y otros tanto positivados que hoy se conservan en el Museo Marítimo del Cantábrico.

De este modo, el libro cuenta con 375 fotografías inéditas. El autor ha querido que su labor rinda homenaje a los "ejemplares trabajadores del astillero, tanto en lo profesional como en lo personal", destacando su implicación y su fidelidad hacia la instalación.

Comentarios