domingo 29/5/22

El filósofo y ensayista Juan Arnau abrirá el 6 de abril la primera de las tres conferencias programadas por la Concejalía de Cultura de Santander para la edición de este año del ciclo 'Ideas y maestros', iniciativa que da continuidad a la que ofreció el pasado mes de noviembre Mauricio Wiesenthal sobre 'El derecho a disentir'.

El objetivo de este ciclo de conferencias es crear un espacio donde relevantes personalidades del mundo del arte, la ciencia y la cultura puedan compartir sus saberes con la ciudadanía, ha explicado el Ayuntamiento.

La próxima conferencia tendrá lugar el día 6 de abril bajo el epígrafe 'El papel de las humanidades en un mundo cada vez más tecnificado', a cargo de Arnau. Será en la Fundación Caja Cantabria a las 19:30 horas con entrada libre hasta completar aforo.

La tecnología, poderosa y seductora, cubre miedos. Pero bajo su manto discurren fuerzas profundas y constantes, inquietudes humanas tan antiguas como la especie. Es un tema recurrente de la tradición occidental, el olvido de la condición humana. Ese olvido, paradójicamente, fortalece el ego. La intimidad tecnológica, la erótica del dato, lleva aparejada el descuido de la percepción. Vivimos en la era de la distracción. Un déficit de atención que se desliza insensiblemente hacia la deshumanización, que se adentra en lo inhumano: el mecanismo. Descartes identificaba a los animales con las máquinas, pero salvaba al hombre.

Más moderno, Jacques Monod creía que el ser humano es una máquina y que la vida del organismo es una ilusión. Lo vivo está, para el biólogo, muerto. La ideología científica no ha dejado de ser mecanicista. Ideológicamente, la ciencia dominante sigue estando en el siglo XIX, aunque experimentalmente se encuentra en el XXI. Hoy todos somos mecanismos. Hay quienes consideran la tecnología el principal agente en la alienación de lo humano.

Juan Arnau (Valencia, 1968) se inició en la búsqueda de conocimiento desde muy pequeño, observando los cielos estrellados en un pueblo de Teruel donde veraneaba con toda su familia. Allí decidió que cursaría los estudios de Astrofísica. Se trasladó a Madrid, estudió la licenciatura en la Universidad Complutense y, al año de haber terminado (1994), emprendió rumbo a la India con una beca de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI).

En la Universidad de Benarés, al lado del sanscritista catalán Óscar Pujol, empezó a estudiar la filosofía y la cultura indias, para culminar su formación en México, junto a Rashik Vihari Joshi, en el Centro de Estudios de Asia y África de El Colegio de México, institución en la que realizó su Tesis Doctoral, 'El Mulamadhyamakakarikah de Nagarjuna: la vacuidad como medio hábil'.

Antes de regresar a España como investigador del Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia 'López Piñero' (CSIC-Universidad de Valencia), y ejercer como docente en la Universitat de Barcelona y la Universidad Eurpea de Valencia, trabajó en el Departamento de Lenguas y Culturas de Asia de la Universidad de Michigan. Actualmente, es profesor de Filosofía en la Universidad de Granada.

Las otras dos conferencias programadas en el ciclo serán el 11 de mayo (Ramón Andrés, filósofo y músico) y 14 de junio (Myriam Seco, egiptóloga).

Comentarios