martes. 07.02.2023
LITERATURA

El investigador y activista Ángel Marín publica ‘Llan’ en defensa del cántabru

Detalle de la portada y la contraportada del libro 'Llan', de Gelu Marín
Detalle de la portada y la contraportada del libro 'Llan', de Gelu Marín

El investigador y activista por los derechos lingüísticos del pueblo cántabro, Ángel ‘Gelu’ Marín, ha publicado ‘Llan, pervivencia y valor de un nombre cántabro y celta hasta nuestros días’, una obra literaria con la que quiere dar impulso y concienciar a la sociedad sobre la necesidad de conservar y desarrollar la cultura cántabra a través de la protección del cántabru.

Marín, colaborador habitual de eldiariocantabria.es, defiende en su libro que el cántabru se está viendo sometido a un etnocidio (la destrucción de la lengua de un pueblo) “programado y estudiado”, adquiriendo “desde hace años unas dimensiones y proporciones desmesuradas y difícilmente entendibles”.

Ante esto, plantea a la sociedad “revertir con ímpetu y energía, acción entusiasta y estrategia calibrada, esta situación de abuso consentido y desprecio hacia un pueblo y una cultura ancestral y milenaria”.

El libro, publicado por Enguilar, reclama también que “no se escatimen medios y tampoco tiempos, pues la urgencia en el actuar es ahora y en este momento más que nunca primordial y necesaria”.

Gelu Marín ha fundado cuatro editoriales y es autor de más de un centenar de libros. Habitualmente realiza trabajos y proyectos de investigación que atienden las necesidades de los hablantes cuya lengua minoritaria corren el riesgo de desaparecer.

'Llan' es una voz cántabra que al castillano da "allá donde". Y de esto hay más que sobradas evidencias a poco de que una persona haga una simple labor de investigación etnográfica por la aún salvaje e indómita Cantabria, recorriendo sus pueblos y sus valles, conociendo y hablando con sus gentes, o, simplemente, investigando un poco (y no mucho) el riquísimo valor patrimonial y cultural, social y lingüístico que encierra una tierra y un territorio único y singular.

Comentarios