domingo. 19.05.2024

El plan no podía fallar. Cuatro hackers habían trabajado un año en la redacción de un periódico para bloquear el sistema informático de Wall Street y la Bolsa de Frankfurt y generar un caos en los corazones financieros del capitalismo neoliberal que tanto sufrimiento estaba causando entre el 99% de la población. Activistas anticapitalistas se habían preparado para asaltar las oficinas con gases lacrimógenos con el fin de enfrentarse a los antidisturbios.

Los hackers, considerados los mejores del mundo, se distribuyeron en cuatro cibers para a las 09:00 horas de Nueva York y las 15:00 horas en Alemania incomunicar el sistema informático de los gigantes de la economía global. Llegó la hora: 3, 2, 1, 0. Funcionó el ataque cibernético y los activistas consiguieron reducir a la policía con botes de gas fabricados en Rusia. Desde la Acrópolis de Atenas se celebraba el éxito de la primera ofensiva.        

Los informativos de televisión eran presentados por hombres con máscaras, pero faltaban más acciones para la victoria definitiva. Quedaba todavía una larga guerra informática y de revueltas en la calle. Pero el enemigo ya anunciaba el colapso. Se tenía que reclutar a millones de voluntarios para impedir una dictadura poscapitalista.

Hackers
Comentarios