sábado. 20.04.2024

La Fundación Comillas acoge desde el pasado 7 de julio y hasta el 15 de septiembre la exposición 'Lluís Domènech Montaner: su huella en Comillas y Santander', que puede visitarse en la Sala de Exposiciones del Seminario Mayor, de martes a sábado de 11:00 a 14:00 horas y de 17:30 a 19:30 horas.

El objetivo de la muestra, cuya entrada es gratuita, es dar a conocer el especial vínculo que unía al arquitecto Lluís Domènech con Cantabria, y más concretamente con Comillas y Santander, así como profundizar en su obra, ha indicado la Fundación en nota de prensa.

Domènech ha dejado su huella en destacados edificios de Comillas, como la antigua Universidad Pontificia, El Palacio y el Panteón de Sobrellano, el Cementerio Parroquial, el Monumento al I Marqués y la Fuente de los Tres Caños. Junto con Barcelona, la villa cántabra es el lugar que más monumentos conserva de este autor.

Comisariada por Celestina Losada, directora académica del CIESE-Fundación Comillas y doctora en Historia del Arte, y por Enrique Campuzano, historiador y doctor, la muestra no se limita a un recorrido fotográfico, sino que incluye numerosos documentos, planos, proyectos, acuarelas, mobiliario y otros elementos, como un busto del marqués o dos retablos.

La Fundación Comillas y la Fundación Lluís Domènech i Montaner han colaborado en la puesta en marcha de esta muestra, en la que el visitante puede descubrir a lo largo de su recorrido parte de la obra desarrollada por el arquitecto durante su carrera.

Esta exposición forma parte del conjunto de actos y actividades que se llevarán a cabo en 2023 en homenaje al arquitecto, coincidiendo con el centenario de su muerte.

MAESTRO DEL MODERNISMO

Lluís Domènech i Montaner (Barcelona, 1850) es considerado uno de los grandes arquitectos del modernismo. Desde su juventud puso de manifiesto su interés por la arquitectura, motivo por el que decidió estudiar la carrera.

Tras mostrar sus obras en la Exposición Universal de Barcelona de 1888, el catalán llegó a Comillas (Cantabria) montado en una carreta en el verano de 1889. Visitó la villa en dos ocasiones más. Sus diseños y proyectos cambiaron en gran medida la fisonomía de la villa.

Para Domènech trabajar en Comillas, alejado del foco cultural barcelonés, fue una extraordinaria oportunidad que le brindó don Claudio López Bru, II marqués de Comillas.

La Fundación Comillas acoge una muestra sobre "la huella" del arquitecto Lluís Domènech
Comentarios