sábado. 24.02.2024

Diez empresas culturales cántabras están participando en el programa de aceleración empresarial 'AcelerArte', una iniciativa de incubación sectorial que busca fortalecer el tejido empresarial y profesional de las Industrias Culturales y Creativas (ICC) en la región.

'AcelerArte' aborda los desafíos a los que se enfrenta el sector: el pequeño tamaño de este tipo de empresas, unas estructuras de costes elevadas, alta dependencia de contratos con las administraciones públicas o canales de prestación de servicios habitualmente físicos.

A través de un proceso completo de aceleración, diseñado específicamente según sus necesidades, promueve que las empresas seleccionadas innoven en sus modelos de negocio y mejoren su competitividad con un especial énfasis en el conocimiento de herramientas para la transformación digital, la interconexión o el acceso a nuevas fuentes de financiación.

Así, durante los dos últimos meses Quasar Teatro, Aima Martín, Escenario Miriñaque, La Lebaniega Producciones, La Madriguera Azul, Librería Gil, Ulapé Teatro, Now Estudio, Tanea Documentación y Conservación y Ruido Interno, empresas participantes en esta primera edición, han estado formándose en materias relativas a negocio como desarrollo empresarial, orientación al cliente, liderazgo, visión de mercado o marketing. También en medición del impacto, tanto desde un eje social como económico.

Una vez completado el itinerario formativo, los participantes han comenzado la fase de acompañamiento de la mano de expertos del sector ICC, referentes en sus campos, como Álvaro Fierro, Cultumetría, María Montesino, de La Ortiga Colectiva, y Marcos Diez, La Torre de Don Borja. A principios de septiembre, viajarán a Italia para trabajar en MateraHub, una de las instituciones europeas más relevantes en la ICC. El programa de aceleración concluirá con una jornada 'Demo Day'.

Para el director ejecutivo del Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), Manuel Redondo, la crisis del Covid-19 supuso un revulsivo para las ICC "las empresas creativas cántabras han demostrado un alto nivel de resiliencia estos últimos años.

Sin embargo, la pandemia puso de manifiesto la necesidad de generar proyectos de fortalecimiento de una industria indispensable, tanto por su valor intrínseco como por ser generadora de riqueza y empleo. "Cantabria cuenta con grandes profesionales, un valioso patrimonio y extensas infraestructuras. Con 'AcelerArte' queremos convertirnos en sus aliados a la hora de innovar, descubrir nuevas vías de ingresos o mecanismos de llegada al mercado", ha detallado.

La iniciativa forma parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y está financiado por los Fondos Next Generation de la Unión Europea (UE). Está promovida por la Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, a través de la Dirección General de Acción Cultural, y ha sido diseñada por CISE.

LA INDUSTRIA CULTURAL, CLAVE PARA LA REGIÓN

Según el Observatorio de la Cultura 2022 elaborado por la Fundación Contemporánea, Cantabria se sitúa en el octavo puesto a nivel nacional en términos de calidad e innovación de su oferta cultural. Entre otros, la región destaca por su notable patrimonio, siendo reconocida como una de las referencias europeas en patrimonio arqueológico. Un valor de peso para el turismo en Cantabria, ya que en 2021 más del 6% de los visitantes lo hicizo motivado por su oferta cultural.

En el plano empresarial, en Cantabria se contabilizan 1.201 empresas culturales, de acuerdo al instituto cántabro de Estadística (ICANE). En ese mismo sentido, la industria cultural es uno de los cinco ecosistemas prioritarios para la comunidad, identificados en la Estrategia de Especialización Inteligente de Cantabria (RIS3) que ha seleccionado aquellos activos exclusivos de la región que suponen una ventaja competitiva.

Diez empresas culturales cántabras participan en el programa de aceleración empresarial...
Comentarios